La compensación es un juego de niños

La compensación es un juego de niños La compensación es un juego de niños

Los planes de compensación de ventas tienen a veces un efecto alienante sobre los propios vendedores. Sin embargo, las complicaciones deberían ser mínimas. Cuatro principios son básicos para que la aceptación de un plan de compensaciones sea más fácil. En primer lugar, la definición de los objetivos. En segundo lugar, la simplicidad (el vendedor se motiva más si en cualquier momento puede calcular cuánto ha ganado). En tercer lugar, buscar la participación de los directivos de ventas, para obtener un consenso. Por último, la comunicación: el plan debe ser presentado a los vendedores de forma que les atraiga.
Autor: Michele Marchetti