La desventaja competitiva: la clave de la viabilidad empresarial

La desventaja competitiva: la clave de la viabilidad empresarial La desventaja competitiva: la clave de la viabilidad empresarial
Business Review · Estrategia

Hace algo más de treinta años, el economista e ingeniero aeroespacial Michael Porter definió el concepto de "ventaja competitiva" en su libro Ventaja competitiva: crear y sostener un desempeño superior (1985). Este término venía a representar esa cualidad óptima de tu producto o servicio que permitía que tu empresa compitiera de forma ventajosa en el mercado.

No obstante, la consecución de esta superioridad competitiva nunca fue tarea fácil. Porter determinó que su  logro estaba ligado al proceso de creación de valor de la organización.

De esta forma, a través del estudio de las diferentes actividades de la empresa: primarias (aquellas implicadas en la creación física del producto, su venta y transferencia, pasando por el servicio posventa) y secundarias (aquellas actividades que sustentaban y apoyaban a las primarias, proporcionándoles materias primas, tecnología, recursos humanos, planificación, etc.),  se podía determinar en cuáles de ellas se creaba valor para el cliente y, por tanto, qué actividades conformaban las competencias clave de la organización. Esas competencias o actividades clave de la empresa dotarían a sus productos o servicios de unas cualidades superiores a las de la competencia.

¿Pero qué sucede con competencias o actividades de la empresa que no generan valor para el cliente en la organización? Estas competencias son las generadoras de la desventaja competitiva.

¿Y qué es la desventaja competitiva? La desventaja competitiva es la antagónica de la ventaja competitiva. Es aquel atributo de tu producto o servicio que no es clave, que no destaca, ya que este ha sido reducido o eliminado para permitir compensar ese plus que entregas de más al cliente con tu ventaja. Este aspecto suele constituir la ventaja competitiva de tus competidores, otorgándoles una mejor posición que la tuya en el mercado para ese atributo.

Si lo aplicamos al sector de la aviación comercial, diríamos que las  asiáticas Qantas y Singapore Airlines tienen una desventaja competitiva en costes a cambio de un servicio de altísima calidad. Ambas empresas han sido catalogadas por el sitio web de aviación AirlineRatings.com como las aerolíneas líderes en calidad. Singapore Airlines es elogiada por su opulenta primera clase y sus generosos asientos en la clase económica, mientras que Qantas es aclamada por su constante actualización de la clase de negocios y por el excepcional espacio y comodidad...