Artículo en colaboración con:

Accenture Strategy


La era de los negocios digitales: ampliar la frontera

La era de los negocios digitales: ampliar la frontera

La tecnología evoluciona a ritmo vertiginoso. Las redes sociales, la movilidad, el analytics y el cloud (SMAC, por sus siglas en inglés) son las fuerzas motoras detrás, por un lado, de la rápida evolución de las empresas y, por otro, de cómo estas están haciendo cambiar los mercados en los últimos años. El informe Technology Vision 2015, de Accenture Strategy, establece que, para alcanzar el éxito futuro, las compañías deben transformarse en negocios digitales, algo que solo se consigue a través de una profunda transformación, pero que abre un abanico de posibilidades casi infinitas.
Las empresas que aspiren a liderar el mercado deben dar un paso adelante en el uso de su tecnología. La estrategia digital ya no se limita al márketing online y las ventas por Internet, se trata de crear una relación digital con los consumidores, adecuándola a sus características y necesidades. Si hasta ahora la clave estaba en incorporar la tecnología como forma de mejorar los procesos internos y sus productos y servicios, a partir de ahora, la pregunta que se plantea es cómo transformar la compañía en un negocio digital.
Esta nueva realidad se traduce en nuevas oportunidades y también en nuevos retos: encontrar el canal adecuado y al trabajador adecuado y crear el ecosistema apropiado. Se amplía el potencial y se amplían las amenazas, ya que se reducen las barreras de entrada de nuevos competidores que asuman la transformación digital y definan las nuevas reglas de cada negocio y sector.
Las empresas líderes ya son conscientes del abanico de posibilidades, desafíos y recompensas que se abre ante quienes sepan aprovechar el máximo potencial de lo digital.
 
BIENVENIDO A LA "ECONOMÍA DEL NOSOTROS" 
El manual de las estrategias digitales ha cambiado. Convertirse en un negocio digital ya no consiste simplemente en incorporar las tecnologías SMAC dentro de la organización, con un planteamiento centrado en el “mí” de la empresa; se trata de utilizar esta tecnología para crear ecosistemas empresariales que se extiendan a clientes, socios, empleados y sectores completos, poniendo el foco en el “nosotros”.
Las empresas pioneras desestiman las distancias y amplían sus fronteras, sacando partido a las relaciones con sus clientes digitales, con otras empresas digitales y con dispositivos digitales conectados a sus redes para crear nuevos “ecosistemas” digitales donde se comparten los mismos objetivos: hacer crecer nuevos mercados junto con sus negocios individuales. Las que marcan el paso a las demás ya están volacadas en la digitalización de todos sus empleados, procesos, productos y servicios, en crear un tejido digital que conecte todos los aspectos de su negocio, sus clientes, sus socios y hasta su competencia. Este tejido proporciona a las empresas la capacidad de conectar y aumentar su tamaño de forma desconocida hasta ahora, con cientos de procesos de negocio, miles de empleados y millones de consumidores.
El cambio hacia esta era de los ecosistemas digitales ya está en marcha, las apuestas han subido, y no se puede ignorar esa gran red de conexiones y su poder transformador. Los líderes digitales del futuro serán las compañías que sean capaces de hacer uso de sus capacidades digitales para crear ecosistemas colaborativos, ocupar nuevos espacios y crear nuevos modelos de negocio.
 
INTERCONECTARSE O MORIR 
La “economía del nosotros” pone al alcance de cualquier negocio retos que antes quedaban fuera de su alcance: diseñar y construir las megaciudades inteligentes del futuro; transformar de manera radical modelos de transporte que ya tienen siglos; aumentar la calidad de la asistencia sanitaria, al abordarla de una forma integral, etc. Todos los negocios, en un amplio abanico de sectores, desde los hospitales hasta los seguros y la ropa de vestir, tienen a la vista oportunidades “épicas”, de las que emocionan a los clientes, inspiran a los empleados, mueven a la acción a los proveedores a largo plazo y ofrecen a los inversores la oportunidad de obtener grandes rendimientos. Pero serán las empresas pioneras las que se sitúen en el centro de los nuevos ecosistemas digitales, las que tendrán de verdad el poder de marcar las nuevas reglas del juego.
Como ejemplo de estos cambios a gran escala, empresas punteras como Home Depot, Philips o Fiat desarrollan nuevas plataformas y ecosistemas para ofrecer nuevos servicios, reformular experiencias y entrar en nuevos mercados mediante la creación de ecosistemas digitales. Home Depot está colaborando con los fabricantes de productos para el hogar para asegurarse de que todos sus productos son compatibles con su sistema de hogar conectado Wink. Así no solo está cambiando la vida de las personas, está creando su propio ecosistema con un amplio despliegue de servicios fáciles de instalar.
En el caso de Philips, además de producir material médico, está reforzando su actividad en el área de la salud mediante una colaboración con Salesforce, en el desarrollo de una plataforma encaminada a optimizar y reconfigurar la atención sanitaria. La plataforma busca crear un ecosistema de desarrolladores especializados en aplicaciones de atención sanitaria que permitirá la colaboración y el flujo de trabajo entre los médicos y los pacientes, desde la prevención y la salud personal hasta la recuperación y el seguimiento, pasando por el diagnóstico y el tratamiento. El ecosistema de Philips abarca desde historiales médicos electrónicos a información de diagnóstico y tratamiento obtenido por medio de los equipos de imágenes de Philips y de sistemas de monitorización, pasando por dispositivos wearables y tecnología como el HealthKit de Apple. Philips ha encontrado una manera de mejorar la salud de los pacientes, ayudando a los profesionales médicos en su toma de decisiones y facilitando el compromiso activo de los pacientes con su propio tratamiento, que, además, amplía los horizontes de su negocio.
En el sector del automóvil, Fiat ha encontrado la próxima oportunidad de crecimiento en los coches conectados. Su plataforma Uconnect será integrada con los vehículos del grupo Fiat-Chrysler para proporcionar a los conductores posibilidades de comunicación, entretenimiento y navegación, desarrolladas en asociación con compañías como TomTom, Reuters, Facebook y TuneIn.
Estas son solo algunas de las grandes apuestas con potencial de generar un cambio a escala global. Las empresas pioneras tienen ante sí un gran potencial para marcar la diferencia –y generar beneficios– actuando como ecosistemas, y no simplemente como entidades corporativas individuales. Y pilotando el cambio del “mí” al “nosotros”, los líderes están configurando una nueva economía.
 
UNAS CUANTAS CIFRAS
La encuesta Technology Vision, de Accenture Strategy, realizada a ejecutivos de TI de 2.000 compañías de diez sectores, en nueve países de todo el mundo, revela que cuatro de cada cinco directivos creen que, en el futuro, los límites de las industrias se desdibujarán, en función de cómo las plataformas rediseñen las industrias en ecosistemas interconectados, confirmando el cambio de rumbo hacia la economía del nosotros. Más números para ayudarnos a entender los desafíos clave en lo tecnológico: el 62% está invirtiendo en tecnología digital, y el 35% lo hace en lo digital como parte de su estrategia de negocio global.
 
Un porcentaje significativo de empresas es consciente de cómo la interconexión tiene capacidad para mejorar enormemente la eficiencia, y de cómo colaborar con otros negocios digitales puede dar lugar a resultados aún más espectaculares. El 60% de los ejecutivos afirma tener previsto establecer nuevas alianzas con empresas de sus propios sectores; un 40% asegura que su compañía tratará de asociarse con empresas digitales de otros sectores; y un 48% quiere colaborar con líderes en plataformas de tecnologías digitales. La nueva era del ecosistema digital no se limita al cambio de las compañías individuales, sino que implica dar forma a mercados enteros. Cada empresa tiene el poder de escribir su propio destino, y esa es una oportunidad que ninguna quiere dejar escapar.
Accenture ha identificado cinco tendencias tecnológicas que caracterizan a los líderes digitales: el Internet of Me, la economía de los resultados, la (r)evolución de las plataformas, la “empresa inteligente” y la fuerza de trabajo reimaginada. Son cinco dimensiones emergentes que reflejan los cambios a los que estamos asistiendo entre los brokers del poder digital del futuro. Vamos a profundizar un poco en cada una. 
 
MUNDO PERSONALIZADO
El Internet of Me está cambiando la forma en que la gente de todo el mundo interactúa mediante la tecnología, colocando al usuario en el mismo centro de la experiencia digital. Nueve de cada diez ejecutivos están convencidos de que, para 2016, la experiencia del cliente será la base de la competición. Con vistas a ello, las compañías más avanzadas están cambiando la forma en que desarrollan nuevas aplicaciones, productos y servicios.
Las experiencias altamente personalizadas entusiasman a los consumidores, y una de las claves es estar conectado –en el coche, en casa o con un dispositivo wearable–. No son solo las empresas tecnológicas, todos los negocios están utilizando la tecnología para construir una mejor experiencia, y los que lo integran en el núcleo de su producto o servicio disfrutan de una significativa ventaja competitiva. Las soluciones de análisis de datos, combinadas con la multitud de dispositivos de alta tecnología que recogen datos altamente contextuales, están permitiendo a las empresas diseñar experiencias “únicas” para cada cliente. El 60% de las empresas asegura estar viendo un retorno positivo de su inversión en tecnología para la personalización, y las compañías que tengan éxito en este nuevo Internet of Me se convertirán en la próxima generación de marcas.
 
RESULTADOS TANGIBLES
A medida que las empresas líderes se ven cara a cara con el Internet de las Cosas, están descubriendo oportunidades para incorporar el hardware y los sensores entre sus herramientas digitales, de forma que el hardware inteligente sirve de puente final entre la empresa digital y el mundo físico. A partir de estos componentes altamente conectados, las compañías pueden ofrecer a sus clientes lo que realmente quieren: no un número mayor de productos o servicios, sino productos o servicios más relevantes para ellos.
El coste de las inversiones en M2M está cayendo; los sensores son más baratos, más pequeños y más eficientes energéticamente que antes; el ancho de banda de alta velocidad y las comunicaciones, por cable o inalámbricas, están presentes en prácticamente todos los mercados. Es el escenario perfecto para que los dispositivos digitales den lugar a una economía de los resultados (Outcome Economy), a un nuevo modelo de negocio que ya no pone el foco de atención en las ventas. Los disruptores digitales, las empresas líderes, saben que para ir por delante ya no basta con vender cosas, ahora se trata de vender resultados.
 
NUEVA DEFINICIÓN CON MENOS BARRERAS
Las plataformas y ecosistemas digitales están alimentando la próxima ola de innovaciones rompedoras y crecimiento disruptivo entre las empresas de la lista Global 2000. Al estar convirtiéndose en las herramientas favoritas para construir la nueva generación de productos y servicios, las compañías que se basan en plataformas tienen cada vez mejor acceso a más oportunidades que les ofrece la tecnología para generar gran crecimiento y rentabilidad.
Los rápidos avances en cloud y movilidad no solo están eliminando las barreras tecnológicas y de costes asociadas a esas plataformas, sino que, además, están estableciendo este nuevo terreno de juego para empresas de todos los sectores y geografías. Los ecosistemas basados en plataformas son el nuevo plano de la competición, y la tecnología de interfaces de programación de aplicaciones (API) está funcionando como motor secundario de la economía digital, de forma que las empresas están abriendo sus datos y plataformas a otros, que diseñarán aplicaciones y crearán valor. El 71% de las empresas espera que, en dos años, esta práctica esté ampliamente operativa en sus sectores.
 
NEGOCIOS CON CEREBRO
La empresa inteligente quiere máquinas inteligentes, y aplica software enfocado a ello a todos los aspectos de su negocio. Hasta ahora, el cada vez más cualificado software se ha utilizado para ayudar a los empleados a tomar mejores decisiones más rápidamente. El Big Data, junto a los avances en capacidad de procesamiento, ciencia de datos y tecnología cognitiva, ha llevado esto un paso más allá: las propias máquinas cuentan con mejor información y pueden tomar decisiones de mayor calidad.
El siguiente nivel de excelencia en las operaciones y la próxima generación de servicios de software emergerán de los logros en inteligencia de software. Los líderes deben contemplar la inteligencia de software como algo más que un proyecto piloto o de desarrollo único, como una funcionalidad global que les llevará a nuevos niveles de evolución y descubrimientos. Vienen avances tecnológicos que mejorarán el habla, el reconocimiento de imágenes y la capacidad de razonar de las máquinas, permitiendo a las empresas responder mejor y más rápido que nunca.
 
UN MIEMBRO MÁS DEL EQUIPO 
El impulso de la digitalización está amplificando la necesidad de que los humanos y las máquinas hagan más cosas juntos. Los avances en interfaces más humanas, dispositivos wearables y máquinas inteligentes llevan a que la tecnología pueda interactuar como un miembro del equipo más, trabajando con los empleados en una fuerza de trabajo reimaginada.
A través de esa colaboración entre humanos y máquinas, las compañías encontrarán nuevas oportunidades de otorgar autonomía a sus profesionales por medio de la tecnología. Tendrán que solucionar problemas nuevos, como gestionar equipos colaborativos compuestos por igual por personas y máquinas, pero también se beneficiarán de la estrecha colaboración entre el talento humano y la tecnología inteligente. Podemos resumir estas cinco tendencias en la máxima de que “todos los negocios son digitales”, una realidad que exige un enfoque muy diferente, pero de la que los directivos de todos los sectores pueden extraer conocimiento e inspiración. Las tecnologías digitales son la base sobre la que las empresas líderes van a construir su próxima generación de negocios.

VER TODOS LOS ARTÍCULOS
DE LA REVISTA

0 Comentarios

No hay comentarios ni opinones sobre este contenido. Sé el primero en opinar

Planeta de Agostini Formación, S.L.U., tratará tus datos personales para gestionar la relación contigo y para remitirte, por cualquier medio, información y comunicaciones comerciales sobre nuestros productos y servicios similares a los solicitados. Los datos sólo se cederán a empresas de nuestro grupo si nos das tu consentimiento y nunca a empresas ajenas al mismo. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.

También te puede interesar

Business Review  | 1 Oct 2016 SIN DEFINIR

Riesgos y limitaciones económicas del consumo colaborativo

A pesar de su innegable potencial, el futuro de la llamada “economía colaborativa” debe observarse con cautela. Se alertan ciertas dificultades, como el vacío legal al que se enfrentan sus empresas frente a las tradicionales. Asimismo, existen factores que condicionan el éxito del producto o servicio, tales como el precio, los costes de transacción, el ciclo de vida y la frecuencia de uso. ¿Cuál es la rentabilidad y el crecimiento de este modelo de negocio, que cerró el año pasado con más de siete mil quinientas plataformas en todo el mundo, y qué riesgos ha de solventar? El modelo de negocio que pone en contacto a particulares para...

Por Guillermo De Haro, María Cereijo

Business & Technology  | 1 Sep 2016 SIN DEFINIR

Continuidad después de los congresos

Obtenga buenos beneficios de un congreso después del evento. Cuando vuelva a la oficina, lleve a cabo este plan: 1 DESHÁGASE DE LOS OBJETOS INNECESARIOS. Quédese con aquellos folletos, tarjetas y objetos sobre los cuales sí actuará y deseche el resto. 2 HAGA UN LISTADO DE LAS ACCIONES que necesita llevar a cabo con los objetos restantes. 3 PLANIFIQUE EL TIEMPO QUE DEDICARÁ AL SEGUIMIENTO del congreso cuando haya vuelto. Reserve tiempo tanto para las acciones iniciales como para las tareas a largo plazo. Ejemplo: dedique la primera mañana a las actividades de seguimiento rápidas, antes de incorporarse a la rutina de la...

Por Harvard Deusto

Pase de contratar a retener

Business & Technology  | 1 Sep 2016 SIN DEFINIR

Pase de contratar a retener

Una vez que ha contratado a las personas correctas, su desafío inmediato será comenzar a trabajar para retenerlos. Dé los siguientes pasos: ✦ Implíquelos en el proceso de orientación. Sáltese la monótona presentación; en su lugar, pida a los nuevos trabajadores que hablen de sus objetivos profesionales y de lo que esperan y lo que les preocupa de sus nuevos trabajos. Cuanto más hablen sobre ellos mismos, más sentirán que usted se preocupa por ellos. ✦ Haga una visita al lugar de trabajo. Como parte de su orientación, lleve a los recién llegados a visitar su nuevo lugar de trabajo. Durante la visita, presente a los nuevos trabajadores a...

Por Harvard Deusto

?>