La gestión de riesgos como fuente de ventaja competitiva sostenible

La gestión de riesgos como fuente de ventaja competitiva sostenible La gestión de riesgos como fuente de ventaja competitiva sostenible

De la reactividad a la proactividad: así se podría resumir la nueva actitud de las empresas hacia la gestión de riesgos. Hace dos años, la comunidad empresarial se encontraba todavía en estado de shock, iniciando apenas la recuperación de la crisis económica mundial. En aquel momento, la gestión de riesgos tenía mucho de gestión de crisis y se encontraba lejos de presentar un enfoque de creación de valor, un enfoque que abarcara a toda la empresa para una gestión efectiva de todo el espectro de riesgos que pueden afectar al negocio de forma que propicie un crecimiento sostenible a largo plazo.

Actualmente, los directivos de todos los sectores en todo el mundo se muestran mucho más dispuestos a invertir en sus capacidades de gestión de riesgos y mejorarlas. Cada vez son más las compañías que están poniendo en marcha programas de gestión de riesgos de alcance estratégico, y muchas están dispuestas a nombrar un director general de riesgos con el fin de asegurarse de que los riesgos se gestionan en un nivel más estratégico. A corto plazo, las capacidades de gestión de riesgos no solo han crecido en importancia y son destino de mayores inversiones, sino que además están más alineadas con la estrategia de crecimiento, ayudando a las empresas a cumplir con los objetivos prioritarios de su negocio.

¿Por qué está atrayendo tanta atención la gestión de riesgos? Las causas principales las encontramos en la volatilidad y complejidad de los mercados. La volatilidad en la planificación del cash-flow y en los mercados de materias primas, así como la exposición al riesgo en general, son problemas recurrentes en la mayoría de los sectores. Las compañías también deben tener en cuenta múltiples elementos de su negocio que presentan un alcance global, lo que exige nuevas formas de coordinación para que sus modelos operativos globales sean efectivos. A esto hay que sumar la naturaleza de los negocios on-line, electrónicos o con modelos "siempre conectados", que incorpora  nuevos riesgos relacionados con el espionaje, el fraude o los delitos cibernéticos.

UNA OPORTUNIDAD PARA TODAS LAS EMPRESAS

Más allá de las presiones inmediatas derivadas de los mercados globales, de unos clientes cada vez más exigentes  y de los cambios radicales vividos por algunos sectores, cada vez está más generalizada la idea de que las compañías tienen una oportunidad de obtener ventaja competitiva de sus capacidades de gestión de riesgos, p...