La llegada del Data Driven Marketing

La llegada del Data Driven Marketing La llegada del Data Driven Marketing
Marketing y Ventas · Marketing

El mundo está inundado de datos. Cada vez que un consumidor utiliza una tarjeta de crédito se crea un historial de compras. Los programas de fidelización dan acceso a las empresas a los patrones y preferencias de compra del consumidor. Cada clic del ratón deja un rastro que se puede seguir. Sabemos más cosas que nunca sobre nuestros clientes, y ellos saben más cosas sobre nosotros. Todo este flujo de datos puede resultar alentador o, por el contrario, descorazonador. Contar con más información supone un mayor conocimiento, ideas más inteligentes y mejores decisiones en todos los aspectos. Pero, teniendo en cuenta la invasión diaria de datos, podemos vernos sometidos a una "parálisis del análisis", con lo cual se retrasan las decisiones y los proyectos hasta que se cuenta con la mayor información posible para estar convencidos de tomar las decisiones adecuadas. Para nosotros, la clave está en reconocer que los datos no son información y que la información no es lo mismo que conocimientos. Al contrario; debemos procesar los datos para descubrir insights de forma regular y con un enfoque práctico. Transcurridos quince años desde que comenzó la era de la información, aún seguimos intentando averiguar qué significa todo eso. Tenemos acceso a más datos e información que nunca, pero seguimos intentando discernir qué información es buena y cuál es mala. ¿Qué datos son realmente efectivos para incrementar nuestro retorno de la inversión y cuáles no son siquiera percibidos? Estamos empezando a entender aquello que funciona y lo que no. Pero, a medida que lo logramos, se nos va presentando más información, que a veces refuerza nuestros programas de márketing. En otras ocasiones se requiere un cambio completo al instante. La necesidad de ser diestros, ágiles y flexibles nunca había sido tan acuciante como ahora. Hemos llegado a un punto en que el arte del márketing y la ciencia de los datos están interrelacionados, son cada vez más inseparables. Ha llegado la hora de aprender a emplear los imparables flujos de información (sólo en móvil y social media se crea un gran número de fuentes de datos) y utilizarlos en nuestros beneficio –de la misma manera que lo hacen los consumidores con la información que les llega–. En vez de lograr que el márketing dependa de los datos, debemos de hacer que sea conducido por éstos: ha llegado el Data Driven Marketing. El auge del Big Data Los datos siempre han sido la piedra angular del márketing. Algunas técnicas que se remontan a déca...