La organización guiada por intuiciones

La organización guiada por intuiciones La organización guiada por intuiciones

En 2001, Peter Drucker escribió que "la gente que se dedica a los negocios está en el lindar de la sociedad del conocimiento". En una sociedad de este tipo, la ventaja competitiva de una empresa deriva de un activo que históricamente no se ha desarrollado del todo: la capacidad de generar y aplicar intuiciones y juicios cualitativos a la innovación. Pensemos en Apple, que se ha construido gracias a las intuiciones más que a las analíticas. La resistencia de Steve Jobs a la investigación cuantitativa
es sobradamente conocida.
El problema es que la mayoría de empresas utilizan un enfoque hacia la innovación guiado por las cifras. Las empresas hacen fuertes inversiones en desarrollar las capacidades analíticas. En los últimos años, la inversión se ha volcado en el análisis y los grandes datos para incrementar la fuerza analítica de la organización. Los procesos de innovación han sido rediseñados o sobrediseñados, con procesos de revisión por fases provistos de herramientas de evaluación financiera, para apoyar las decisiones sobre actuar o dejar de hacerlo y la asignación de recursos a cada paso.

En su búsqueda de cifras, los analistas registran puntos de referencia desde los que extrapolar casos de estudio impresionantes y previsiones. Antes de que uno se dé cuenta, la decisión ya ha sido tomada, y la empresa se ha comprometido a innovar igual que lo hacen las demás.

El resultado es que las percepciones cualitativas no son escuchadas. La estrategia y la innovación no deberían ser un simple ejercicio de fuerza analítica, sino un proceso cualitativo en el que el análisis proporciona intuiciones nacidas de la observación individual y la reflexión, y no al revés.

DIME POR QUÉ

Cuando los líderes de negocios tienen que incorporar el juicio cualitativo en sus decisiones sobre innovación, ¿por qué les cuesta tanto? Nuestra investigación ha puesto de relieve dos causas principales.

La primera es conocida como el sesgo de Schumpeter. Todos hacemos ver que prestamos atención a la visión de Schumpeter del emprendedor solitario y creativo. Esta imagen está tan metida en el inconsciente colectivo, que las personas tienden a pensar que la magia de la intuición no es replicable. Muchos líderes de negocios consideran que dependemos de un talento genético "individual". Pero las evidencias científicas de los ú...