La revolución de los datos

El sector opina

La revolución de los datos La revolución de los datos

La revolución de los datos tendrá dos vertientes para las empresas en la próxima década. La primera, la capacidad de explotación, hace referencia a la utilización de la información y las nuevas formas que tenemos de analizarla para mejorar la rentabilidad de nuestras acciones. La segunda vertiente, la capacidad de adaptación, supone usar el conocimiento generado por la nueva gestión de datos para reaccionar, probar, innovar y crecer con mayor rapidez y menores costes. La segunda será más importante que la primera para definir ganadores y perdedores en este proceso de cambio. Las empresas buscan victorias inmediatas, rentabilidad a corto plazo o, simplemente, explorar oportunidades de "sabor analítico", para no tener la sensación de estar quedándose atrás. Pero lo que realmente necesitan es reducir drásticamente los costes y tiempos de arranque de proyectos innovadores y complejos basados en el uso intensivo de datos.

Este nuevo paradigma se puede denominar data lake, data centricity o Big Data, aunque lo menos importante es el nombre. Lo realmente relevante es el concepto, ya que se trata de un rediseño global de la arquitectura de generación, enriquecimiento, selección, almacenaje y análisis de los datos internos y externos que definen una actividad económica.