Los sorprendentes beneficios del inconformismo

Los sorprendentes beneficios del inconformismo Los sorprendentes beneficios del inconformismo
Business Review · Estrategia

Mark Zuckerberg, fundador y director ejecutivo de Facebook, llamó la atención de los medios de comunicación cuando se presentó vistiendo una sudadera con capucha en una reunión con los inversores antes de la oferta pública inicial de su empresa. Mientras que su comparecencia ante los banqueros e inversionistas (vestidos de traje) dejó a algunos observadores con la impresión de que el estilo inconformista del joven empresario era una falta de respeto, a otros les pareció una señal de seguridad en sí mismo. 

¿En qué situaciones y por qué razón cierto grado de inconformismo en la apariencia de una persona nos lleva a hacer inferencias positivas en lugar de negativas sobre esta? Hemos examinado esta cuestión y hemos identificado las condiciones bajo las cuales los observadores atribuyen un estatus y una competencia superiores a una persona cuyo aspecto no se ajusta a la norma en un entorno en particular. 

Nuestros estudios exploraron diversos ambientes y profesiones: desde ejecutivos de negocios hasta encargados de boutiques de alta costura en Milán (los resultados detallados de nuestra investigación se publicarán próximamente en un artículo para la revista Journal of Consumer Research). Estos estudios revelaron que el inconformismo conduce a inferencias positivas sobre el estatus y la competencia de una persona cuando se asocia con premeditación e intencionalidad. En otras palabras, los observadores atribuyen un estatus y una competencia altos a un individuo inconformista cuando creen que él o ella está al corriente de la norma establecida y es capaz de adaptarse a ella, pero en cambio decide deliberadamente no hacerlo. En el caso de Zuckerberg, por ejemplo, muchos observadores vieron su decisión de llevar una sudadera con capucha en su gira por los bancos más importantes de Wall Street como una elección deliberada.

Por el contrario, cuando los observadores perciben un comportamiento no conforme con la norma como no intencional, no revela una percepción de mayor estatus ni de competencia. Cuando una conducta no conforme con la norma parece estar dictada por la falta de medios, de alternativas mejores o de conciencia sobre el código de vestimenta, no da lugar a inferencias positivas por parte de los demás. Por ...