Más competitividad y rentabilidad en ventas

Más competitividad y rentabilidad en ventas Más competitividad y rentabilidad en ventas

En la era de la tecnología, fidelizar al cliente constituye una excepción sin parangón. Cuanto mayor es la sofisticación de la tecnología, mayor es la indiferencia del cliente. Hoy día, la fidelidad es un sentimiento que se vive en el corazón y únicamente se siente. Lo negociable se compra; lo sentimental se gana. Mientras no se produzca la catarsis que posibilite entrar en el terreno emocional del cliente, el éxito de un negocio estará cada vez más en riesgo.


expand_less