Medidas empresariales para crear valor en tiempos de crisis

Medidas empresariales para crear valor en tiempos de crisis Medidas empresariales para crear valor en tiempos de crisis
Business Review (Núm. 302) · Habilidades directivas

¿Cómo afrontar con éxito los retos que supone la crisis del coronavirus? ¿Qué acciones pueden llevar a cabo aquellas compañías que están sufriendo caídas de los beneficios y tensiones de liquidez?

La crisis de 2008 tuvo muchas causas, pero una de las más decisivas fue el pinchazo de una burbuja especulativa, y precisó de una fuerte reconversión de la mayor parte de entidades de crédito y de muchas empresas que estaban sobreendeudadas. También requirió una importante corrección de los precios de los inmuebles. En esos momentos, el hundimiento de la bolsa y otros mercados financieros y los problemas de muchos bancos contribuyeron a alimentar una situación de pánico generalizada. Por suerte, el Grupo de los 20 (que reúne a los principales países, que representan el 66 % de la población mundial y el 85 % del producto interior bruto mundial) se reunió a los pocos meses y tomó una serie de medidas que apuntalaron la economía mundial, evitando males mayores. A pesar de ello, algunos países, como los del sur de Europa, necesitaron varios años para salir del pozo.

En la crisis del coronavirus, la causa no ha sido una burbuja especulativa, sino un virus que ha provocado una pandemia, que a su vez ha llevado a una caída sin precedentes de la actividad económica. Por suerte, al principio de la crisis, los bancos estaban más saneados y contaban con liquidez; pero, en cambio, el sector público estaba mucho más endeudado que en 2008. Las consecuencias de esta caída de la actividad económica son similares a las de 2008: aumento de la morosidad, concursos de acreedores, cierre de empresas, desempleo y reducción del bienestar de amplias capas de la población (ver el cuadro 1). 



En este artículo se exponen diversas medidas que pueden contribuir a que muchas empresas afronten con éxito los retos que supone la crisis del coronavirus, especialmente en los casos en que se están produciendo caídas de los beneficios y tensiones de liquidez. Algunas de las medidas que se propondrán no son fáciles de tomar. Cuando las cosas van bien y las empresas generan beneficios y liquidez, es más fácil liderar: hay margen para incrementar las retribuciones y los incentivos, para hacer inversiones y para financiar el crecimiento. Sin embargo, en los años de crisis hay menos margen para las alegrías y se hace necesaria la contención de costes, lo que puede minar el clima laboral y las relaciones con otras partes interesadas, como son los proveedores o los accionistas, por ejemplo. Por ello, las personas que lideran lo tienen mucho más complicado.

El papel relevante de los Gobiernos Todas las crisis generan mucha incertidumb...


Oriol Amat

·

Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universitat Pompeu Fabra y decano de la BSM - Universitat Pompeu Fabra

Jordi Perramon

·

Director del máster de Auditoría de la UPF Barcelona School of Management