'Millennials' Las reglas del juego para atraer y gestionar el talento de los nuevos líderes

Artículo del mes

'Millennials' Las reglas del juego para atraer y gestionar el talento de los nuevos líderes 'Millennials' Las reglas del juego para atraer y gestionar el talento de los nuevos líderes

En 2025, los millennials (personas nacidas entre 1980 y 2000) representarán el 75% de la fuerza laboral mundial. En España suponen ya una parte importante de la fuerza de consumo, aunque su relevancia no radica tanto en la "cantidad" como en la "calidad", en factores cualitativos relacionados con la competitividad de la empresa. ¿Por qué son tan importantes, en este sentido? Este artículo explora algunas de las claves para gestionar el talento de esta generación, cuyos miembros tienen hoy entre 19 y 35 años, aproximadamente. ¿Son todos estos jóvenes iguales? ¿Qué tienen en común y qué diferencias existen? ¿Cómo son los millennials en lo que respecta a la gestión del talento? ¿Qué competencias aportan y cuáles les demandan las empresas?

EL FUTURO LABORAL

Múltiples organismos y entidades han dedicado sus esfuerzos a conocer este segmento de la población. De acuerdo con los escenarios manejados por el Fondo Monetario Internacional y el Foro Económico Mundial (WEF 2016), grandes empresas consultoras, firmas de trabajo temporal y ONG, en los próximos años, de cinco a quince, el mundo laboral para los jóvenes –las generaciones millennial y centennial (o Generación Z, nacidos a partir de 1997)– estará marcado por la revolución digital, la innovación tecnológica, una creciente urbanización, la crisis de la deuda y la internacionalización de cada vez más aspectos de la economía. Para las empresas, todo ello significa una gran presión de costes si quieren ser competitivas globalmente, y esta presión implicará, a consecuencia de la revolución digital y la robotización, la eliminación de millones de puestos de trabajo sin que se perciba la creación de otros nuevos, a diferencia de lo sucedido en anteriores olas de innovación. Esta pérdida de base de consumo provocada por el desempleo hará que la innovación, la digitalización y la economía de la experiencia sean claves para desarrollar productos y servicios que den soluciones a los nuevos problemas y puedan permitir a las compañías la salida de los mercados saturados de bajo coste.

Así, innovación, economía de la experiencia y digitalización serán los sectores con mayor demanda de trabajadores. Se buscarán perfiles –aún muy escasos– para profesiones que se están inventando, en parte, con competencias en tecnología, capacidad matemática y de aprender, flexibilidad y habilidades sociales. De modo que, posiblemente, se agrande la brecha ya existente, especialmente en España, entre lo...