Ocho claves para realizar una buena presentación

Ocho claves para realizar una buena presentación Ocho claves para realizar una buena presentación

Las presentaciones en público constituyen una herramienta de comunicación clave pero, con demasiada frecuencia, se convierten en intervenciones largas y tediosas que no consiguen captar la atención del receptor. A pesar de la existencia de diversas herramientas tecnológicas para hacer más amenas las presentaciones, la clave de su éxito consiste en tener una gran causa que merece ser contada.

Guy Kawasaki, en su libro Enchantment, presenta ocho claves que ayudan a hacer presentaciones más útiles y atractivas:

1. PERSONALIZAR LA INTRODUCCIÓN. Muchos pofesionales realizan la misma presentación una y otra vez. Al personalizar los comentarios introductorios se garantiza la atención del oyente por lo menos los cinco primeros minutos.

2. VENDER SUEÑOS. Los encantadores no presentan productos, servicios o empresas. Venden sueños y experiencias para un futuro mejor. Este enfoque es la base para que una presentación transforme al público. Esto hace a las personas pensar en lo que podrían ser, no en lo que son.

3. PENSAR EN TÉRMINOS DE GUION DE PELÍCULA, NO DE DISCURSO. Se recomienda estructurar la presentación como un guion con tres actos: el primero enmarca la historia y "qué es", el segundo presenta el drama de "qué podría ser" y el tercero resuelve la historia y explica "cómo hacer que ocurra".

4. DRAMATIZAR. Se trata de utilizar imágenes evocadoras, vídeos impactantes, demostraciones de productos espectaculares, etc. que ayuden a hacer emocionante la presentación. El objetivo es proporcionar información inspiradora que mueva a la gente a la acción. Las transparencias con texto rara vez encantan, por lo que, cuantas menos palabras en pantalla, mejor. 

5. ACORTAR. Cuanto más tiempo se necesita para lanzar algo, menos habilidad se demuestra. La regla de oro es hacer una presentación de diez transparencias en veinte minutos.

6. PRACTICAR.Hay que ensayar la presentación hasta estar harto de ella y más. Steve Jobs practicaba sus presentaciones durante horas y horas.

7. PRECALENTAR. Es importante llegar pronto al lugar de reunión para poder circular entre el público. Esto incrementa la confianza del conferenciante, porque va conociendo a su público y, además, esa interacción, por corta que sea, aumenta el apoyo del auditorio.

8. HABLAR MUCHO. Hay que realizar la presentación tantas veces como sea posible, porque la repetición mejora al orador.
<...