Previsión y negociación bancaria, dos aspectos críticos en la gestión de tesorería actual

Previsión y negociación bancaria, dos aspectos críticos en la gestión de tesorería actual Previsión y negociación bancaria, dos aspectos críticos en la gestión de tesorería actual

En la actualidad, entre las principales funciones de tesorería hay que destacar dos que son críticas: la previsión de la posición bancaria y el desarrollo de buenas relaciones bancarias mediante una correcta negociación. Prever la posición es fundamental para adecuar los cobros a los pagos y asegurar que en todo momento se dispone de la liquidez necesaria para hacer frente a los compromisos de la empresa y en las mejores condiciones de coste.

Las previsiones de tesorería son consecuencia de la planificación financiera de la empresa a largo plazo, y esto es lo que analizaremos en las próximas líneas.

EL HORIZONTE DE TIEMPO EN LA GESTIÓN DE PREVISIONES

Tradicionalmente se han determinado tres horizontes de tiempo: largo, medio y corto plazo.

Las previsiones a largo plazo se alargan a períodos mayores de un año y tienen en cuenta las compras y ventas a largo plazo y las estrategias de producto de la compañía. Estas previsiones pueden ser utilizadas para determinar el efecto que pueden tener proyectos especiales de expansión o de innovación respecto a la tesorería de la empresa. Tienen como objetivo conocer el período previsto de recuperación del proyecto o de la inversión a realizar, y permiten conocer cómo se distribuirá la financiación necesaria contando con la aportación de fondos propios y de fondos ajenos.

También en empresas que se mueven en sectores dinámicos y de rápida evolución, que están sujetas a amenazas y oportunidades importantes relacionadas con su demanda, la tecnología que utilizan, los precios de sus productos y la competencia (todos ellos factores que pueden afectar de forma significativa a su supervivencia), surge el concepto de planificación estratégica. En virtud de esta planificación se preparan planes dirigidos a aprovechar las oportunidades o aliviar amenazas y riesgos futuros.

Sin embargo, el concepto de tesorería en este tipo de presupuestos suele ser menos importante dado el alto grado de incertidumbre existente. Las previsiones a largo plazo se basan normalmente en las proyecciones contables de los ingresos y gastos sobre balances.

El método de elaboración de previsiones a largo plazo, llamado "previsión estratégica", debe cubrir períodos de uno a cinco años y está basado en una proyección de estimaciones de ingresos y gastos, así como en el balance. Normalmente se deriva de los sistemas de presupuesto y planificación corporativos, anticip...


expand_less