¿Qué es estrategia corporativa?

¿Qué es estrategia corporativa? ¿Qué es estrategia corporativa?
Business Review · Estrategia

A menudo se escuchan frases como "la estrategia corporativa de mi empresa es fichar a la mejor gente" o "controlar los principales canales de distribución". En algún caso se puede escuchar que "la estrategia corporativa de mi empresa es diferenciarse, buscar un nicho". En las dos primeras frases se habla de estrategias de recursos humanos y de márketing, mientras que la tercera se refiere a estrategia competitiva. Sin embargo, ninguna de las tres se refiere realmente a la estrategia corporativa. En realidad, las dos principales inquietudes de la estrategia corporativa son ¿dónde competir? y ¿cómo aportar valor a la corporación en su conjunto desde el centro corporativo?

La primera pregunta abre distintas opciones de crecimiento corporativo, como la internacionalización o globalización, la diversificación de negocios o la integración vertical a lo largo de la cadena de valor. También da la posibilidad de elegir distintas formas de crecer, a través de fusiones o adquisiciones, alianzas estratégicas o desarrollo interno, también conocido como "crecimiento orgánico".

La segunda pregunta responde a la necesidad de asegurar que el centro corporativo añada valor al conjunto de negocios de la corporación. Este valor añadido genera la ventaja corporativa, es decir, la ventaja adicional que constituye formar un grupo de empresas en lugar de que cada una compita de manera independiente en su respectivo sector.

En este contexto, este artículo pretende responder a las tres preguntas fundamentales de la estrategia corporativa con relación al crecimiento: ¿dónde crecer?, ¿cómo crecer? y ¿cómo aportar valor desde el centro corporativo en el proceso de crecimiento? Para ello repasa las ventajas e inconvenientes de las distintas opciones de estrategia corporativa a la luz de la experiencia de distintas corporaciones.

¿DÓNDE CRECER?

A lo largo de la cadena de valor

La empresa tiene diversas posibilidades para redefinir su ámbito de competencia. Por ejemplo, una empresa puede modificar su grado de integración vertical, esto es, los negocios que pertenecen a la misma cadena de valor del negocio original. A menudo se sugieren distintas razones para la integración vertical. Las más comunes son la idea de internalizar actividades clave para el negocio o aquéllas que contribuyan significativamente a la calidad del producto final. Sin embargo, el supuesto implícito en ambos casos es que la empresa tiene ...


Marcel Planellas

·

Profesor del Departamento de Dirección General y Estrategia de ESADE Business School (Universidad Ramon Llull).