'Quiet Leadership'. La ciencia y la praxis del neuroliderazgo

'Quiet Leadership'. La ciencia y la praxis del neuroliderazgo 'Quiet Leadership'. La ciencia y la praxis del neuroliderazgo

Gracias al desarrollo de las neurociencias en las últimas dos décadas, se ha formado un cuerpo de conocimiento basado en la investigación empírica neurocientífica que trata de entender cómo funciona el cerebro humano en situaciones sociales y organizativas. De ahí ha surgido el neuroliderazgo: el estudio –multidisciplinar y multinivel (neurológico, psicológico, sociológico y organizativo)– y la práctica organizativa del liderazgo y de la influencia interpersonal e intergrupal, basados en las neurociencias. El objetivo del neuroliderazgo es desarrollar un liderazgo sostenible en aspectos como el cambio, la productividad y la innovación organizativa, lo que se conoce como Quiet Leadership.
 

El término neuroleadership fue mencionado por primera vez en un artículo por David Rock, y en este ámbito se exploran las neurociencias, enmarcando cuatro habilidades fundamentales para el liderazgo:

1.  La habilidad de resolver problemas y tomar  decisiones.

2. La habilidad de regular las emociones.

3. La habilidad de colaborar con otros.

4. La habilidad de facilitar el cambio.

EL'QUIET LEADERSHIP', O LIDERAZGO SOSTENIBLE

Definimos la praxis del neuroliderazgo como el Quiet Leadership, un liderazgo con consciencia, discreto, sereno y sosegado, que busca filtrar y priorizar la información para crear conocimiento, gestionar el estrés y los conflictos y modelar las competencias directivas a través del ejemplo. Todo ello asegurando el respeto para el estatus, la certidumbre, la autonomía, las buenas relaciones y la justicia en la empresa.

En inglés, el término "quiet" tiene diferentes connotaciones, que en su conjunto representan una serie de características y valores típicos de un liderazgo sostenible: este es silencioso, tranquilo y humilde. Estas connotaciones formarán la estructura básica del Quiet Leadership.


'QUIET LEADERSHIP' ES.. SILENCIIO.  LA GESTIÓN DE LA ATENCIÓN

Unas primeras lecciones que podemos aprender de las neurociencias cognitivas es que la capacidad de la memoria de trabajo, manejada por la parte ejecutiva del cerebro, el córtex prefrontal, está bastante limitada en su capacidad de procesar datos. Utilizamos la memoria de trabajo para mantener "en mente" durante un tiempo limitado la información que va entrando a través de los diferentes sentidos. Para poder procesar o memorizar in...