Revisando la arquitectura de negocio en la era de Internet

Revisando la arquitectura de negocio en la era de Internet Revisando la arquitectura de negocio en la era de Internet

Durante décadas, el punto de partida del pensamiento estratégico ha sido la organización independiente e integrada verticalmente. Estas poderosas empresas producen de todo, desde sopas hasta suavizante, y dominan el panorama competitivo. Se las considera intrínsecas a la economía y constituyen el contexto para el desarrollo de teorías sobre estrategias competitivas.

Estas empresas siempre han funcionado como economías planificadas en lugar de como mercados eficientes, y, si echamos la vista atrás, ahora nos damos cuenta de que eran poco efectivas y costosas. Sin embargo,prosperaron porque eran superiores a cualquier otro modelo de producción. A las empresas les resultaba más barato y más sencillo desarrollar el mayor número posible de funciones, en lugar de incurrir en los elevados costes, las complicaciones y el riesgo que supone estar constantemente buscando, contratando, colaborando y ejecutando transacciones con socios externos.

Esto ya no es así. Hoy día, los negocios establecidos se están transformando por medio de asociaciones en áreas que antes eran impensables. El consejero delegado de Boeing suele decir que su empresa es una integradora de sistemas, no un fabricante de aviones. IBM es una empresa de ordenadores que no fabrica sus ordenadores, los fabrica su red de empresas asociadas. Mercedes-Benz no fabrica sus coches de la Clase E, el trabajo, incluido el ensamblaje final, lo hace Magna Corporation.

UNA NUEVA ESTRUCTURA PARA LA EMPRESA

Gracias a la aparición de Internet, estamos asistiendo al surgir de una nueva arquitectura empresarial que hace que debamos replantearnos la estructura de la empresa de la era industrial como base de la estrategia competitiva. En un estudio, hemos analizado cientos de ejemplos de esta nueva forma de creación de valor. La llamamos "red de negocios" o b-web (business web) y la definimos como cualquier sistema –de proveedores, distribuidores, proveedores de servicios o de infraestructuras y clientes– que hace uso de Internet como base de las comunicaciones y transacciones de negocio. En las redes de más éxito, cada parte integrante se centra en su competencia principal. Cuando se juntan, se crean nuevos vehículos de creación de valor que están demostrando ser más flexibles, rentables e innovadores que sus competidores tradicionales. Si cada parte integrante se centra en su negocio central, se pueden obtener enormes ingresos y beneficios. Así ocurre en todos los sec...