Una agenda sobre la salud en las empresas

Una agenda sobre la salud en las empresas Una agenda sobre la salud en las empresas
Business Review · Recursos humanos

El sistema de asistencia sanitaria de Estados Unidos está en crisis, y la suya se ha convertido en una crisis empresarial. Los costes están subiendo vertiginosamente, lo cual tiene implicaciones profundas para las organizaciones y sus empleados. A medida que las empresas tienen que hacer frente a unos incrementos implacables y de dos dígitos de los costes de los seguros médicos, algunas han decidido suprimir totalmente la cobertura y muchas otras han trasladado los costes a los empleados. Asimismo, la calidad de los servicios médicos que pagan las empresas y sus trabajadores sigue siendo bastante desigual a pesar de las cantidades cada vez mayores que se destinan a mejorarla.

En este tipo de problemas se halla implícito un mercado dividido de la asistencia sanitaria. A diferencia de otras empresas en otros mercados, las organizaciones y los proveedores de servicios de salud carecen de suficientes incentivos para realizar grandes innovaciones opara mejorar la calidad. Igualmente, los consumidores se sienten incapaces de tomar decisiones sobre la asistencia sanitaria del mismo modo en el que toman decisiones sobre la educación o la vivienda. Y las empresas, que son compradores rigurosos y exigentes de otros bienes y servicios, son dóciles y están mal preparadas cuando se trata de adquirir asistencia médica. En ninguna otra área de suministro tolerarían tales aumentos de costes y una calidad tan irregular.

Un reciente estudio en el que los consejeros delegados de Estados Unidos consideraban los costes de las prestaciones médicas como la principal presión económica a la que tenían que hacer frente pone de manifiesto la gravedad del problema. Para intentar analizarlo en su justa medida, hay que pensar que Sprint tendría que añadir 750 millones de dólares en ventas tan sólo para absorber los incrementos previstos el año que viene en sus planes actuales de salud. Tal como nos comentó el vicepresidente de prestaciones médicas de una importante empresa, "la asistencia sanitaria es un desastre. Cada línea en nuestra declaración de ingresos lleva adjunto el nombre de un directivo. Nuestro consejero delegado suele comentar que mi nombre está sobre el único elemento fuera de control".

Es posible que una fuente de reducción de beneficios más importante que el seguro médico para las empresas sea el "presentismo"(la disminución de la calidad del trabajo de aquellos empleados con problemas de salud que no son lo suficientemente graves...