Rompiendo mitos en el 'e-commerce'

Rompiendo mitos en el 'e-commerce' Rompiendo mitos en el 'e-commerce'
Marketing y Ventas · Ventas

Estamos viviendo un gran desarrollo de la venta de moda por Internet. Atraídos por el crecimiento de los clubs privados de moda, los grandes del comercio electrónico como Zara, H&M, GAP o Mango se han lanzado a abrir sus canales de venta a través de la web, y los e-commerce generalistas también han entrado en el sector a través de adquisiciones: Amazon con la compra de BuyVip, o eBay con la de Brands4friends. Pero si volvemos la vista atrás, veremos que uno de los nombres pioneros en este ámbito es el de Privalia. El outlet online de moda y accesorios creado en 2006 por José Manuel Villanueva y Lucas Carné es una empresa gacela por su rápido crecimiento, que se ha transformado de startup a multinacional, desarrollando sus actividades en diversos países del mundo: España, Italia, Brasil, México y Alemania. Su apuesta estratégica actual pasa por la especialización, por ser una tienda outlet online de venta de primeras marcas de moda y lifestyle, líder en cada uno de los mercados en los que opera.

Para Privalia han sido nueve años muy intensos, de cambios constantes y de decisiones que no siempre han tenido el resultado deseado, como podrían ser los lanzamientos en 2011 de Claire+Bruce o de Privalia Travel. Pero sus fundadores han sido capaces de reconducir y reorientar rápidamente su estrategia, abrazando constantemente el cambio. Su historia es la de una compañía que ha generado muchos aprendizajes empresariales, porque en su proceso de crecimiento ha tenido que romper muchos mitos en el ámbito del e-commerce, en particular, y en el de la gestión empresarial, en general. ¿Cuáles son estos mitos y cómo ha luchado Privalia contra ellos?

MITO 1: "EN LOS PAÍSES LATINOS –COMO ESPAÑA–, LA ROPA SOLO SE COMPRA EN LAS TIENDAS".

Los fundadores siguieron con atención las primeras iniciativas de tiendas online de venta de moda con descuentos en Francia y en Estados Unidos, y comprendieron que este modelo de negocio suponía una oportunidad, pues el fenómeno del comercio electrónico en la España del año 2005 se había iniciado con la venta de entradas, reservas de hoteles o pasajes de avión, pero no había aún empresas que se dedicasen a la venta de artículos de moda por Internet. Cuando comentaron con expertos e inversores su idea de nueva empresa, se encontraron con una barrera psicológica: que a los consumidores de los países latinos, entre los que se encuentran los españoles, les gustaba más probarse la ropa y comprarla en las...


Marcel Planellas

·

Profesor del Departamento de Dirección General y Estrategia de ESADE Business School (Universidad Ramon Llull).