Si queremos que las personas sean capaces de gestionar y liderar eficazmente, necesitamosun enfoque de formación diferente

Si queremos que las personas sean capaces de gestionar y liderar eficazmente, necesitamosun enfoque de formación diferente Si queremos que las personas sean capaces de gestionar y liderar eficazmente, necesitamosun enfoque de formación diferente

Mintzberg es también un innovador en educación. Al igual que otros destacados autores sobre liderazgo y gestión de empresas (con nombres como Manfred Kets de Vries y Karl Weick, entre otros), se ha dedicado a desarrollar nuevas formas de educación para directivos, orientadas a líderes, quienes deben combinar en su trabajo capacidades analíticas e intuitivas. Este esfuerzo ha llevado a un modelo de formación intensiva que Mintzberg denomina "desarrollo natural". Impartidos en la McGill University, en la Lancaster University en Gran Bretaña, y en el Indian Institute of Management en Bangalore, la formación se compone de cursos en los que los directivos recurren a las experiencias y conocimientos de los demás. También está experimentando con el aprendizaje autodirigido, utilizando programas de figuras tan destacadas como Marshall Goldsmith y el experto en recursos humanos David Ulrich, junto con su propio material, a través de una compañía llamada CoachingOurselves, en cuya creación ha participado. La idea de una clase sin instructores tiene algunos precedentes en los estudios de gestión: Robert Blake y Jane Mouton ofrecieron exactamente eso con su modelo de matriz gerencial en los años sesenta. La innovación de Mintzberg es fundamentar la clase en la resolución de problemas sobre el terreno: los participantes trabajan con casos del mundo real que traen a clase. Si el enfoque del desarrollo natural acaba teniendo éxito, podría ayudar a alcanzar un nivel más alto de competencia de gestión empresarial a muchas organizaciones, y las empresas ya no necesitarían depender de costosos instructores externos (o enviar lejos a los participantes para que asistan a sesiones de formación). Art Kleiner: Managing empieza afirmando que la gestión empresarial no es una ciencia, sino una práctica. ¿Qué sabemos sobre la naturaleza de esta práctica? Henry Mintzberg: Hay muchas cosas que no sabemos. Nuestro conocimiento actual de las organizaciones es similar al de la ciencia de la biología antes de que los biólogos tuvieran nombres para las diferentes especies de mamíferos. Todos eran "mamíferos", del mismo modo que los consultores afirman que la última técnica es buena para todo el mundo. Es como si fuéramos incapaces de distinguir entre osos y castores. Me parece sorprendente el escaso número de personas que están de hecho desarrollando un trabajo de investigación en el que la gestión empresarial –estudios empíricos sobre lo que hacen los directivos– sea su objeti...