Sin cobro, no hay venta

Sin cobro, no hay venta Sin cobro, no hay venta

Dado que una venta no es una venta hasta que no se ha cobrado, ahora más que nunca es necesario que cada empresa cuente con un sistema claro y concreto de gestión de cobros. En todo ese proceso, la fuerza de ventas, a través del conocimiento profundo de cada cliente, deberá participar activamente en el seguimiento y la revisión de los pagos.