Sistema bancario español:una transformación sin precedentes

Sistema bancario español:una transformación sin precedentes Sistema bancario español:una transformación sin precedentes
Business Review · Finanzas

Y todo ello en medio de un ajuste sin precedentes en el valor de los activos bancarios, imponiendo unas necesidades de recapitalización que culminaron en la solicitud de un programa de asistencia financiera (rescate), encaminado a reforzar la base de capital del conjunto del sistema bancario. La aplicación de dicho programa, de las medidas que imponía en concepto de condicionalidad para su aprobación, completa una transformación del sistema bancario español que, en más de siglo y medio de existencia, nunca antes se había vivido.

 

LA BANCA ESPAÑOLA ANTE LA CRISIS:  EXCESOS DE UNA DÉCADA DE DESEQUILIBRIOS

La crisis financiera alcanzaba su punto álgido en el último trimestre de 2008, con retiradas masivas de depósitos en casi todos los sistemas bancarios, y en un contexto de claro cuestionamiento de la estabilidad financiera global. En dicho escenario, las autoridades económicas de varios países se vieron obligadas a plantear medidas de apoyo sin precedentes, por su magnitud, en la historia de las crisis bancarias.

En el marco de esa crisis bancaria internacional, cabe resaltar que las entidades españolas la han sufrido con un perfil temporal claramente desacompasado al resto de países. Mientras que, en la mayoría de lugares, las entidades registraban sus deterioros de activos entre 2008 y 2009, en el caso español, las consecuencias más adversas no comenzaron a manifestarse hasta la primera mitad de 2010. Esto ha incorporado un elemento de dificultad adicional a la hora de poner en marcha los mecanismos de apoyo y recapitalización pública, al tener lugar en un momento en el que gran parte de los países de nuestro entorno se hallaban ya pensando en estrategias de retirada de los estímulos que habían sido puestos en marcha casi dos años antes.

La diferencia fundamental en dicho perfil temporal, probablemente haya que atribuirla a los diferentes vehículos de inversión objeto de deterioro y a la diferente emergencia de pérdidas en unos y otros. En la mayoría de países, la exposición de los bancos a los mercados inmobiliarios e hipotecarios se concretaba en títulos valores –titulizaciones, sobre todo– susceptibles de valoración inmediata en el mercado, por lo que su saneamiento con cargo a pérdidas fue realizado de inmediato. En el caso español, por el contrario, la exposición al sector inmobiliario tomaba la forma de préstamos, cuyo saneamiento quedaba a merced de unos calendarios definid...