Talento flexible, el futuro de las organizaciones

Talento flexible, el futuro de las organizaciones Talento flexible, el futuro de las organizaciones

La flexibilidad se ha convertido en una habilidad clave en dos sentidos: tanto por el lado del empleado, que necesita ser "flexible" para adaptarse a las necesidades de la empresa, como por el lado de la empresa, que tiene que ser "flexible" para entender las necesidades de sus empleados. 

Los empleados han de saber adaptarse a las necesidades siempre cambiantes de la empresa. En este sentido, una de las habilidades clave de cualquier empleado es conservar su "empleabilidad". Para mantenerse siempre "empleables", los trabajadores necesitan estar siempre al día en cuanto a conocimientos específicos del puesto de trabajo, pero también en lo referente a la manera de poder llevar a cabo los proyectos dentro de su área específica de responsabilidad. Muchas veces, los nuevos modelos de negocio incorporan nuevas tecnologías, redes sociales, equipos virtuales de trabajo y organizaciones deslocalizadas. La flexibilidad de los empleados para desempeñar sus funciones de forma idónea en este nuevo entorno es clave para el éxito de las organizaciones.

En el caso de las empresas, también necesitan ser flexibles para adaptarse a los distintos momentos vitales de los empleados. Es cierto que, cuando se piensa en flexibilización, la primera idea que viene a la mente es el caso de empleados que requieren, en determinados momentos de la vida, ocuparse de una forma más intensa de su "vida personal". Quizá en un momento en el que han llegado hijos al hogar o para cuidar de un familiar. Pero ¿es este el único caso en el que se requiere esta flexibilidad del talento?

Hablando del talento en las organizaciones… ¿Es siempre igual? ¿Se mantiene constante a lo largo del tiempo? ¿Tendré yo, dentro de diez años, el mismo "talento" que tengo hoy? Si las empresas deberían ser flexibles para adaptarse a los cambios del entorno, ¿el talento también?

Todas estas preguntas son las que se analizan en este artículo, que tiene que ver con la flexibilidad del talento, con la flexibilidad de las empresas y con cómo lograr que ambas necesidades se puedan compatibilizar para asegurar unos buenos resultados conjuntos en el futuro.

¿QUÉ ES EL TALENTO?

Se puede definir el talento como la capacidad de una persona para llevar a cabo una determinada responsabilidad de forma adecuada. Por tanto, cualquier persona tiene...