Tendencias en Recursos Humanos: organizaciones líquidas

El sector opina

Tendencias en Recursos Humanos: organizaciones líquidas Tendencias en Recursos Humanos: organizaciones líquidas

¿Con qué nos sorprenderá Apple después de su iWatch? ¿Construyen o se adelantan al futuro?¿Toda innovación se convierte en tendencia? Las tendencias, ¿satisfacen o crean necesidades? ¿Hacen la vida más sencilla o más compleja? ¿Hacia dónde vamos? Pese a esta incertidumbre, hay evidencias que nos permiten avanzar tendencias.  Una de ellas es la preocupación que comparte el 73% de los consejeros delegados por encontrar a las personas adecuadas para alcanzar sus objetivos. Veamos qué tendencias se van cristalizando en la otra parte del binomio.

Un reciente estudio hecho en cuarenta y seis países a cincuenta mil jóvenes, con edades comprendidas entre los quince y veinticinco años, revela las siguientes constataciones: Su primera evidencia es compartida por la mitad de estos jóvenes, y es la relativa a que no tienen miedo a encontrar trabajo; de hecho, el 65% son optimistas o muy optimistas respecto al futuro. Lo que les preocupa es encontrar un trabajo que no vaya con su personalidad, que no les dé oportunidades o en el que no puedan desarrollar su potencial.

¿Qué otras cosas piensan y preocupan a los jóvenes? 1. Un 62% se incorporaría al mercado laboral en lugar de ir a la universidad.
2. Un 83% está cómodo con la idea de que las empresas contacten con ellos directamente a través de las redes sociales.
3. Un 55% piensa que va a emprender.

¿Cómo acercar nuestras tendencias de RR. HH. a lo que piden los jóvenes? En 2020, nuestros jóvenes representarán el 40% de los consumidores del futuro. En ese escenario, solo las organizaciones líquidas, aquellas en las que los roles son más importantes que las funciones y las responsabilidades, prevalecen sobre la jerarquía. Son la que triunfarán.

Son organizaciones capaces de adaptarse a sus necesidades, más planas, con la toma de decisión más cercana al equipo y, por supuesto, mejor adaptadas a la realidad. Además, tendrán que hacer un esfuerzo importante para acercar y promover la formación  que sus trabajadores o colaboradores necesiten y reclamen.


expand_less