Tribuna: Las personas como propósito

Tribuna: Las personas como propósito Tribuna: Las personas como propósito

Un propósito de anticipación y acompañamiento en el camino que recorren los clientes, y en la aventura que supone recorrerlo cada día, es lo que debe guiar a un banco con vocación de buen servicio. En definitiva, hacerles más fácil la vida, poniendo a su disposición una operativa conveniente y soluciones atractivas y útiles para sus necesidades financieras, pero, sobre todo, brindándoles un trato personalizado, desde la empatía y el conocimiento experto, y de máxima calidad, que les sea realmente eficaz y que les ofrezca una experiencia diferencial como clientes.

 

La oferta de productos y servicios puede ser distintiva para lograrlo, sin duda, y lo es en muchos casos, pero la clave acaba residiendo siempre en el factor humano, en las personas. Las personas son el mejor activo de cualquier empresa, el factor diferenciador y la razón de cualquier éxito en el mercado. Creo firmemente que de poco sirven buenos productos y servicios si los equipos no se sienten suficientemente motivados para comercializarlos o no se consideran comprometidos con el proyecto de sus compañías. Los empleados motivados y comprometidos con la empresa no solo son la base de sus triunfos, sino que son lo que realmente valoran los clientes y lo que permite forjar relaciones a largo plazo con ellos.

 

Las personas que integran un equipo humano son determinantes para hacer de la profesionalidad y la excelencia en el servicio un propósito diferencial. Como es igualmente fundamental que las empresas sean conscientes de ello y estén claramente comprometidas con las personas, con su dignidad y con su desarrollo profesional, asumiendo, asimismo, que la diversidad supone una fuente de riqueza corporativa y promoviendo entornos de trabajo libres de cualquier forma de discriminación.

 

Construir para todos los empleados y empleadas un buen lugar, donde desarrollar una carrera profesional, es el reto que tienen hoy las empresas para conseguir que sus plantillas acrecienten su compromiso y sentido de pertenencia y desarrollen su misión con la motivación y el entusiasmo necesarios para que el cliente viva su mejor experiencia en su relación con la empresa. Sentirse a gusto en la compañía y con la responsabilidad encomendada es clave para estar motivado, y las personas motivadas son las mejores para brindar buenas experiencias a sus clientes. Además, son las mejores embajadoras de sus empresas y, al mismo tiempo, el mejor reclamo para atraer el talento.

 

 

Carlos Ventura Santamans

Director General de Sabadell España (Banco Sabadell)

Carlos Ventura Santamans

·

Director general de Sabadell España