Acertar en la toma de decisiones en grupo

Acertar en la toma de decisiones en grupo Acertar en la toma de decisiones en grupo

En todas las organizaciones hay momentos en los que es necesario tomar decisiones contando con la opinión de un grupo de personas a las que lideran. Estas sesiones deben ser adecuadamente gestionadas porque constituyen algunos de los momentos de mayor creatividad potencial en la rutina de las empresas; por ello, conviene enfrentarse a ellas con algunas ideas claras para sacar el máximo provecho.

La toma de decisiones de grupo es una realidad cotidiana en las rutinas de las organizaciones. Este momento es, por una parte, muy valioso debido a los grandes resultados que se pueden llegar a obtener si se desarrolla de manera correcta, pero, al mismo tiempo, es un momento delicado, como todos aquellos en los que intervienen las opiniones de varias personas implicadas.

Diferentes métodos para concluir la sesión  Existen distintos métodos para la toma de decisiones en grupo, como los que se señalan a continuación:

? El consenso: Conforme a este método, todos los participantes se reúnen y comentan la propuesta abiertamente. Se esfuerzan por llegar a un acuerdo y, al final, todos aceptan la decisión final.

? El consenso cualificado: Según este método, el grupo de decisión intenta llegar a un acuerdo, pero, en caso de no alcanzarlo, los miembros acuerdan que sea el líder del grupo, oficial o de facto, quien la tome.

? La mayoría: Se llega a una decisión a partir de la votación de todos los miembros del grupo. Se elige la decisión más votada. En caso de que haya un claro líder en el grupo, es conveniente que éste se abstenga de votar o que lo haga solamente para romper un empate.

? El liderazgo directivo: En este caso, es el líder quien toma la decisión y a continuación informa al resto de las personas implicadas en la toma de decisiones. El líder inteligente se asegurará de que quienes disienten con la opción tomada sepan que sus opiniones son respetadas y tomadas en consideración.

Estos métodos, a excepción del último, varían en cuanto al poder que conceden a los miembros del grupo creado para la toma de la decisión; asimismo, la responsabilidad que tienen los diferentes participantes con respecto a la decisión elegida es diferente en función del método de toma de decisiones adoptado.

Qué suponen las ideas no escuchadas Tenga en cuenta que, independientemente del método que utilice, cuando un grupo está dispuesto a llegar a un acuer...