Baloncesto: descifrando el enigma de la innovación

Baloncesto: descifrando el enigma de la innovación Baloncesto: descifrando el enigma de la innovación

El juego en sí del baloncesto y lo que lo rodea, tanto desde su concepción inicial en un entorno educativo, como en su proyección económica y social en el mundo del ocio y la diversión, nos presentan una realidad rica en matices y de la que podemos extraer múltiples enseñanzas. En realidad, cualquier tipo de juego está orientado hacia la creación de un nuevo escenario, de un cambio en las condiciones de partida, de un objetivo que alcanzar. Muchas veces sorprendiendo a otro jugador, otras sorprendiéndonos a nosotros mismos. Todos los juegos, del tipo que sean, se pueden englobar dentro de ese espacio de sorpresa, inspiración y ejecución que conlleva todo proceso de innovación. Si los juegos son buenos ejemplos de innovación, la siguiente pregunta que nos podemos hacer es en qué medida nos pueden servir para aprender sobre ella. Tanto ruido, tantas palabras, tanta moda... pero ¿qué hay en realidad detrás de la palabra, del concepto? Necesitamos descifrar la innovación. Necesitamos desentrañar el enigma de la innovación, porque está claro que no está claro.

En ese esfuerzo por descifrar el enigma de la innovación, el baloncesto aparece como un código tremendamente interesante y lleno de pistas para que las proyectemos en la vida de las organizaciones y vayamos descifrando los códigos de los sistemas de innovación en los que cada uno de nosotros vivimos, crecemos y nos desarrollamos, o sufrimos y fracasamos. El baloncesto, como sistema de innovación, nos va a proveer de un nuevo lenguaje para conceptualizar nuestros procesos en este ámbito. Un lenguaje diferente al que estamos acostumbrados, que nos servirá mejor para expresar unas cosas que otras, pero que nos permitirá pensar y nos dará pistas para actuar. Su gran virtualidad radica en ser un sistema de innovación tremendamente tensionado en el espacio y en el tiempo, lo que permite contar con un laboratorio en el que observar, a modo de microcosmos, qué es lo que pasa con un sistema de innovación puesto al límite, donde la excusa del espacio y del tiempo no existe. Un espacio y un tiempo que pone a los componentes del sistema de innovación frente a sus propias responsabilidades y retos, sin excusas.

BALONCESTO, CONCEPTO Y LENGUAJE

La concepción más simple de la innovación nos diría que ésta consiste en cambiar, en introducir novedades. Esta definición es tan básica que nos sorprende con decirlo todo y nos amenaza con no decirnos nada. Pues bien, el balón ha salido hac...