Big Data, una nueva dimensión para el márketing digital

Colaboración

Big Data, una nueva dimensión para el márketing digital Big Data, una nueva dimensión para el márketing digital

No cabe duda, vivimos en la era del Big Data. Esta nueva tecnología está cambiando el mundo y ha venido para quedarse. El reto del uso del Big Data no radica en la obtención de los datos, sino en la forma en la que los explotamos. La captura de datos es importante, pero no es suficiente. Por tanto, el elemento diferenciador es la generación de ideas que mejoren la toma de decisiones y aporten valor al negocio. El Big Data genera grandes retos, pero también grandes oportunidades. Los campos de aplicación son innumerables, pero existe un interés especial, por parte de las compañías digitalizadas, en su uso en torno al márketing digital. Cada empresa es capaz de generar millones de registros al día con la información de sus clientes. Estos datos provienen de fuentes internas, tales como CRM, call centers e interacciones y transacciones, entre otras, y de fuentes externas (o de terceros), como redes sociales o buscadores, en las cuales los usuarios crean otra ingente cantidad de datos. Con este mix de información, no solo podemos perfilar a cada uno de nuestros clientes, sino también llegar a conocer sus gustos, afinidades y comportamientos fuera y dentro de nuestros servicios. La capacidad de acceder, integrar y analizar cada uno de los conjuntos de información ofrece una oportunidad sin precedentes para el márketing digital. Existe una ventaja inherente al márketing digital respecto al offline. En el márketing y la publicidad offline resulta casi imposible obtener datos fiables de nuestras campañas: ¿cuántas personas han visto una valla publicitaria?, ¿cuántas han escuchado un mensaje en radio?... En contraposición, en el márketing digital todo es medible: podemos saber cuántas personas vieron un banner o cuántas visitaron una web. Cada usuario deja una huella que se registra en logs de servidores o bases de datos. De cualquier manera, al crear un mix de los datos disponibles de ambos mundos enriquecemos nuestros algoritmos con nuevas variables que aportan un valor añadido y nuevas posibilidades de análisis.   APLICACIONES DEL BIG DATA Una de las principales aplicaciones del análisis Big Data para el márketing digital es la definición de modelos de atribución más complejos y eficientes. Un modelo de atribución determina cómo se asignan las ventas a los puntos de contacto que el cliente tiene con los diferentes canales; es decir, permite dar un peso o valor a cada uno de los canales con los que el cliente interactúa antes de realizar u...