Bitcoin: el impacto de la nueva moneda virtual

Bitcoin: el impacto de la nueva moneda virtual Bitcoin: el impacto de la nueva moneda virtual
Business Review · Finanzas

BitPlata, empresa fundada en mayo de 2013 por Juan Jiménez2 y dedicada al procesamiento de pagos en bitcoins, cosechó cierto éxito en su año de debut, trabajando con hoteles en Venezuela, donde la industria de las tarjetas de crédito ha estado perseguida por los controles de cambios del gobierno y la alta inflación. BitPlata permite a los hoteles aceptar pagos en bitcoins y luego cambiarlos a otra divisa casi de manera instantánea. Desde febrero de 2014, con el apoyo de una aceleradora con sede en California llamada Jump Venture Capital, BitPlata trata de ganar terreno y atraer más hoteles, así como extender el alcance del bitcoin. Sin embargo, todavía son muchos los hoteleros que se muestran escépticos ante esta moneda y sus implicaciones impositivas. Jiménez decidió que el mejor plan de acción sería crear un programa profesional que educara a los propietarios de los hoteles sobre el bitcoin, explicando las ventajas e inconvenientes de la nueva divisa digital, así como la normativa y las prácticas contables derivadas de trabajar con esta moneda en sus servicios. Su propuesta se basa en la idea de que si los hoteles tienen una mayor información, podrán tomar decisiones razonadas e independientes sobre si BitPlata puede beneficiar sus negocios. Él mismo dedicó una semana a acumular las fuentes correctas y plantearse cómo seguir adelante.

EL TRASFONDO DEL BITCOIN. ¿DE QUÉ SE TRATA?

El bitcoin es una de las primeras mejoras de un concepto llamado criptomoneda. Las criptomonedas se construyen basándose en la noción de que "dinero" puede ser cualquier objeto o documento aceptado como método de pago en el intercambio de bienes y servicios y en el abono de deudas en un país o en un contexto socioeconómico concretos. El bitcoin se diseña a partir de la idea de crear una nueva moneda basada en la criptografía para controlar  su creación y sus transacciones, en lugar de delegar en alguna autoridad central. Se trata pues de la primera "moneda digital descentralizada", lo que quiere decir que no existe una autoridad central encargada de su emisión. Los bitcoins, que pueden dividirse en satoshis (1 bitcoin = 100 millones de satoshis), se pueden comprar y vender a cambio de divisas tradicionales en distintas casas de cambio online o pueden transferirse entre usuarios directamente a través de Internet. En febrero de 2014, el total de bitcoins en circulación tenía un valor cercano a los 7.000 millones de dólares.

¿CÓMO FUNCIONA...