'Branding' con 'influencers': oportunidad para la promoción de las marcas

'Branding' con 'influencers': oportunidad para la promoción de las marcas 'Branding' con 'influencers': oportunidad para la promoción de las marcas
Márketing y Ventas (Núm. 161) · Márketing

El ‘marketing’ enfocado hacia los llamados ‘influencers’ es un terreno que ha ido ganando en relevancia, hasta el punto de que ya no solo ocupa la conversación entre los más jóvenes, sino que también incide cada vez más sobre el presupuesto de muchas empresas. Las firmas pueden elegir entre múltiples perfiles de referencia para realizar la publicidad de cualquier servicio o producto, para que estos líderes de opinión hagan llegar a sus segmentadas audiencias el conocimiento de la marca. Obtener un ROI más elevado que en otras acciones o lograr un incremento de ventas son otros objetivos. En este artículo analizaremos las ventajas y riesgos de abordar una estrategia de ‘branding’ con ‘influencers’

Si bien términos como like o influencer nacieron hace años en el seno del argot juvenil, hoy en día están en la boca de todas las agencias de relaciones públicas y publicidad. La aparición de los blogs, de las plataformas de video como YouTube o, últimamente, de las redes sociales fue vista y entendida como una nueva oportunidad de socialización para y entre los más noveles. Esto, ligado al hecho de que la sociedad empezaba a desconfiar de las empresas, a no creer en la publicidad tradicional y a preferir las recomendaciones de aquellos en quienes más confiaba, es decir, su círculo real más cercano y el entorno digital con el que se identificaba, fue terreno abonado para la proliferación de personajes con capacidad para influir sobre una audiencia. De ahí el término influencer.

El surgimiento de influencers sobre cualquier temática (moda, videojuegos, cocina, maternidad, viajes, etc.) consiguió demostrar el poder de una nueva forma de comunicación digital global más allá de los medios masivos, que abrió la puerta a nuevos métodos de promoción de las marcas. Y es que la aparición de estos nuevos líderes de opinión representa un cambio de paradigma en el lenguaje y en las tecnologías, pero también en el consumo de productos y en su propia publicidad. Según la agencia de comunicación H2H, la industria del influencer marketing ha recaudado, en un solo año, dos billones de dólares en el mundo, con una inversión internacional que ha crecido un 400%. No obstante, a pesar de estas cifras “escandalosas”, el marketing con influencers tan solo ocupa el 2% de la inversión total en marketing digital en el mundo, lo que demuestra el potencial margen de desarrollo que tiene por delante en los próximos años. Con estas cifras, queda constatado que la profesionalización de los influencers como herramienta de publicidad supone un sector al alza, que crece a un ritmo extremadamente rápido. Específicamente, la belleza es el sector que encabeza este tipo de publicidad, con un 28% del reparto de la inversión, seguido de la moda (23%), la automoción (11%), la alimentación (10%) y los viajes (9%).

Lovely Pepa, Dulceida, German Garmendia, Yuya (la mujer con más suscriptores en YouTube, con 23 millones); Lele Pons, Chino, Ibai, El Rubius… son nombres ya bien conocidos cuyo poder de influencia radica, principalmente, en su estilo, su personalidad y su contenido diferenciador. La profesión de influencer mide sus resultados en función de la fortaleza de su u...


Jorge Tuñón

·

Profesor de la Universidad Carlos III de Madrid y colaborador de OBS Business School

Uxía Carral

·

Doctoranda en la Universidad Carlos III y colaboradora en OBS Business School