Cinco compañías, cinco estrategias, cinco ejemplos de transformación

Cinco compañías, cinco estrategias, cinco ejemplos de transformación Cinco compañías, cinco estrategias, cinco ejemplos de transformación

La sostenibilidad no es una estrategia estándar que una empresa pueda implementar siguiendo unas reglas. Más bien es consecuencia de los retos a los que se enfrenta cada empresa en su propio mercado. Pensemos en Nike, cuya marca es sinónimo de un diseño innovador. Como parte de su estrategia para reducir la cantidad de materiales en su calzado y, por tanto, los residuos, rediseñar las zapatillas deportivas se convirtió en su elemento central de su enfoque respecto a la sostenibilidad.

No cabe duda de que hay varios elementos comunes en el modo en el que las empresas intentan capitalizar la sostenibilidad: reducir el consumo de energía, disminuir la generación de dióxido de carbono y ser más eficientes en el consumo de agua, en otras palabras, convertirse en fabricantes que generen menos residuos y sean más serios respecto a la responsabilidad social corporativa. Sin embargo, la trayectoria específica que cada empresa adopta depende de lo que considera más importante para su negocio. En el caso de una start-up como Better Place, un proveedor de vehículos eléctricos de California, eso puede significar ubicarse en países de todo el mundo que sean especialmente receptivos al negocio de los coches eléctricos. Para Wal-Mart, la sostenibilidad puede significar hacer más ecológica la cadena de suministro.

Sin embargo, una cosa es evidente: la sostenibilidad no es tanto un objetivo como un enfoque, razón por la cual se está perfeccionando continuamente. A medida que las empresas incrementan su conocimiento, también amplían los límites de lo que se puede lograr. En resumen, aprender más respecto a lo que hacen ha llevado a las empresas a cambiar el modo en el que lo hacen.

A pesar de que requiere inversión y compromiso, las recompensas se miden en ahorro de costes de energía, diseños de nuevos productos, captación de clientes y compromiso por parte de los profesionales. Juntos, todos estos atributos equivalen a la única cosa que entienden las empresas: la ventaja competitiva.

NIKE: DEL CUMPLIMIENTO DE LAS PRÁCTICAS LABORALES A LA OFENSIVA DEL DISEÑO

Golpeado por una campaña contra sus prácticas laborales en los años noventa, Nike se embarcó en un largo proceso para, en última instancia, reinventar sus operaciones  y cumplir los múltiples indicadores de sostenibilidad en 2020.

El reto

¿Es posible superar el "cumplimiento" y capitalizar la sostenibilidad integrándola en el ...