El fin de la carrera: claves para impulsar las trayectorias profesionales

El fin de la carrera: claves para impulsar las trayectorias profesionales El fin de la carrera: claves para impulsar las trayectorias profesionales

Los tiempos recientes han traído muchas noticias tristes al mundo empresarial. Una de ellas ha quedado patente en los últimos meses: tras una larga agonía, la carrera ha muerto. Nos referimos a la carrera entendida como una progresión ascendente en el tiempo, como un competir contra otros que comenzaron simultáneamente y con parecido perfil, como una concatenación de eventos dentro de una misma industria, posiblemente dentro de una misma compañía.

La carrera empezó su larga agonía cuando hace unos años las empresas comenzaron a desarrollar sus operaciones de outsourcing y offshoring hacia países del Este y siguieron en dirección a Asia. Su estado se agravó cuando las fusiones mudaron totalmente el panorama empresarial español. Y, finalmente, murieron definitivamente en la actual crisis.

Sin embargo, las trayectorias profesionales están en alza. Como aboga uno de nuestros embajadores más internacionales, "unos que nacen, otros morirán". La trayectoria profesional se refiere a la secuencia de ocupaciones profesionales, adaptadas a situaciones y circunstancias personales, que la persona tiene a lo largo del tiempo. Esas trayectorias no requieren progresiones continuas y ascendentes para ser exitosas, sino que dejan lugar para que las personas tomen decisiones sobre qué es lo importante en cada momento y cuál es el destino final. Por tanto, no se trata de correr, ni de comparar con otros con ánimo de ganar, sino de disfrutar del camino y conseguir metas personalmente valiosas.

El problema es que estamos acostumbrados a las reglas del juego de las actualmente ya difuntas carreras, en las que se trataba de trabajar largas horas, de acumular conocimiento político de la organización y de hacerse imprescindible en el cargo. Y mucho de todo esto es ahora irrelevante.

¿Qué facilita el correcto desarrollo de las trayectorias profesionales? Podemos citar dos claves. La primera es afrontar nuevos retos y la segunda es dar y recibir apoyo. Reto para desarrollar mayor capacidad de acción ligado a un pensamiento complejo capaz de generar alternativas; apoyo para afrontar nuevas y complicadas situaciones. El reto se puede facilitar desarrollando la polivalencia y la diversidad de experiencias. El apoyo debe ser multifuente, para propiciar una mejora del conocimiento propio y desarrollar las propias potencialidades.

PRIMERA CLAVE: AFRONTAR NUEVOS RETOS

Todos desarrollamos nuestras capacidades afron...