Hacia una cadena de suministro orientada a los beneficios

Hacia una cadena de suministro orientada a los beneficios Hacia una cadena de suministro orientada a los beneficios
Business Review · Marketing

Cuando estaba bien concebida y administrada, la cadena de suministro tradicional ha ofrecido a sus clientes tres ventajas principales: menor coste, entrega más rápida y mejor calidad. Sin embargo, los directivos son cada vez más conscientes de que estas ventajas, aunque necesarias, no siempre son suficientes en el mundo de la empresa moderna. Está emergiendo un nuevo paradigma de cadena de suministro, más sofisticada; una cadena de suministro que sirve también de vehículo para conseguir y mantener ventaja competitiva en diversos objetivos de rendimiento.

Empresas como Wal-Mart han desarrollado una cadena de suministro impulsada por la demanda, pero cada sector es diferente. La clave consiste en llegar a tener unos resultados que diferencien la cadena de suministro de las cadenas competidoras –una combinación que los clientes encuentren atractiva y por la cual estén dispuestos a pagar–.

En términos académicos, podemos decir que, mientras que la cadena de suministro antigua estaba separada de la estrategia y guiada por los precios, la nueva cadena de suministro está ligada a la estrategia y guiada por la creación de valor. Dicho de manera más sencilla, la cadena de suministro debe estar diseñada y gestionada para ofrecer resultados específicos. Ésa fue la conclusión de los participantes en la iniciativa de investigación Supply Chain Management 2010 and Beyond, un conjunto de estudios y seminarios de cuatro años en el que se basa este artículo.

Creemos que las cadenas de suministro deben proporcionar uno o varios de estos seis resultados fundamentales:

1. Coste. Los objetivos esenciales son la reducción del precio (inicialmente) y del coste (en última instancia). Este resultado de "coste" es una combinación de coste monetario (el principal criterio de rendimiento) y de prestación y calidad (criterios secundarios). Utilizando la terminología de Terry Hill, el coste es el factor "que consigue el pedido", mientras que la prestación y la calidad son "condicionantes".

2. Capacidad de respuesta. Es la capacidad de cambiar rápidamente en términos de volumen, combinación o ubicación en función de las circunstancias cambiantes. Por lo general, la capacidad de respuesta justifica un precio más elevado.

3. Seguridad. Es un resultado que recientemente ha acaparado gran atención, con casos de alimentos contaminados procedentes de China y medicamentos genéricos contaminados procedentes de la Indi...