Comárketing: cuándo buscar la colaboración

Comárketing: cuándo buscar la colaboración Comárketing: cuándo buscar la colaboración

Los consumidores pueden hacer mucho más que comprar productos, y, de hecho, están dispuestos a ello. En esta era de las redes globales quieren colaborar con su marca favorita y ayudarla en su márketing. Y les encanta hacerlo, ya que la colaboración y la recomendación están implícitas en los genes humanos. Existen muchas maneras de llevarlas a cabo, tantas como tipos de consumidores y de productos. Están los que prefieren dar a conocer su champú preferido hablando sobre él, e incluso dándolo a probar entre su entorno; hay perfiles más tecnológicos que opinan y valoran gadgets en tiendas online o en comparadores de producto como Amazon; y, por supuesto, están los que desean formar parte del desarrollo de los nuevos sabores de sus caramelos o de sus snacks predilectos.

Algunos marketers caen en el error de pensar que el márketing colaborativo solo es útil para lanzamientos. Sin embargo, la aparición en el mercado, por ejemplo, es una buena ocasión para activar una campaña contando con la participación de los consumidores. Aunque existen otros momentos clave en la vida de un producto para buscar tan valiosa colaboración:

•  Crecimiento. Es la oportunidad perfecta para comunicarse con los usuarios de una manera más cercana. Seguro que existen reformulaciones, modos de empleo o trucos interesantísimos que son difíciles de explicar en spots o banners, pero que resultan mucho más sencillos si se ejecutan con una comunicación bidireccional clara y sin lenguaje publicitario.

•  Madurez. Hay cientos de productos en los lineales que llevan allí más de diez años, e incluso las empresas  pueden estar orgullosas de que alcancen elevadas cuotas de mercado. Pero por muy elevada que sea la cuota de un producto, siempre habrá una parte de la población que no lo consuma (porque nunca lo ha probado, no le gusta, no se acuerda de él o ni siquiera lo conoce).

•  Declive. Es una ocasión para volver a crecer. El producto puede reposicionarse o ampliar sus momentos de uso. Y nadie mejor que sus consumidores para aportar los insights que den las claves para ello. De igual modo, contactar con usuarios predispuestos al consumo puede aumentar la base de "abogados" (prescriptores) de marca para dar el empujón definitivo.

•  Concepción y desarrollo. Debería ser obligado contar con los consumidores para conocer sus opiniones. Nielsen afirma que, en España, aproximadamente ocho de cada diez productos ...