Cómo rentabilizar económicamente nuestros datos

Cómo rentabilizar económicamente nuestros datos Cómo rentabilizar económicamente nuestros datos
Marketing y Ventas · Estrategia

La posesión de grandes cantidades de datos no es nada extraño en el mundo actual. De hecho, los datos son en sí, y cada vez más, una mercancía. Pero la capacidad de sacar rendimiento económico de dichos datos de forma efectiva – no simplemente acumularlos– puede suponer una poderosa fuente de ventajas competitivas en la economía digital. Las empresas pueden adoptar tres enfoques para rentabilizar sus datos:

Mejorar los procesos y decisiones internos del negocio. "Envolver" la información sobre productos y servicios básicos. Vender propuestas de información a mercados nuevos y/o mercados preexistentes. Estos tres métodos difieren significativamente en los tipos de capacidades y compromisos que precisan, pero cada uno de ellos representa una oportunidad importante para que una empresa destaque en el mercado. En teoría, las empresas pueden seguir al mismo tiempo más de uno de estos enfoques para sacar un beneficio económico de los datos. Pero, en la práctica, cada perspectiva requiere que la empresa adopte actualizaciones y cambios organizativos específicos de tecnología y gestión de datos. Por lo tanto, lo mejor es identificar cuál es la más prometedora para nosotros y empezar por esa. Al hacerlo, mejoraremos nuestros datos de una manera que acelerará también los esfuerzos posteriores relacionados con los otros enfoques. Y, lo que es más importante, sentará las bases para que nuestra empresa adquiera la capacidad de extraer un beneficio económico real de los datos que posea. Analicemos en detalle cada uno de los tres puntos arriba mencionados:

1. Mejora de los procesos internos. El uso de datos para mejorar los procesos operativos y aumentar la calidad de la toma de decisiones puede no ser el camino más "glamuroso" para hacer dinero con los datos, pero sí es el más inmediato. Los directivos, a menudo, minusvaloran el rendimiento financiero que puede generarse mediante el uso de datos para mejorar la eficiencia operativa. Pero las empresas obtienen resultados positivos cuando ponen los datos y la analítica en manos de empleados que están en situación de tomar decisiones, como es el caso de los que interactúan con clientes, los que supervisan el desarrollo de productos o los que dirigen los procesos de producción. Contando con conocimientos basados en datos y reglas claras de toma de decisión, se pueden desarrollar servicios dotados de mayor significado, evaluar y atender mejor las demandas de los clientes y optimizar la p...