Consideraciones sobre la aplicación de la dirección por valores en las organizaciones

Consideraciones sobre la aplicación de la dirección por valores en las organizaciones Consideraciones sobre la aplicación de la dirección por valores en las organizaciones

Las organizaciones se enfrentan en la actualidad a condiciones bastante complejas, retos que el entorno altamente cambiante les impone y que las hacen rediseñarse constantemente, lo cual les exige ? exibilidad, dinamismo en sus modos de actuación y relación con su medio –una necesidad si quieren satisfacer las necesidades de sus clientes–. Para lograr esto se ha hecho necesaria una transformación en las ?losofías y sistemas de administración, surgiendo nuevas formas que permitan enfrentar estas nuevas condiciones, apelando para ello a elementos más estables relacionados con el capital humano, como las competencias o los valores, por mencionar algunos. Desde ? nales de la década del ochenta del pasado siglo se propuso por un conjunto de autores la dirección por valores, (Blanchard, y O'Connor, Salvador García y Simon Dolan). Esta ?losofía se vincula al desarrollo organizacional y forma parte del rol de la cultura organizacional, aspectos ya tratados por otros autores, como Drucker, Khan, etc. A los trabajos por ellos expuestos se han agregado otros que presentan esta ? losofía como una vía que permite a la organización encauzar sus esfuerzos en las actuales condiciones donde se desenvuelve. Sin embargo, en la aplicación de este sistema de gestión se han presentado temores asociados a diferentes causas, que mani? estan un escaso sentido emprendedor. DIRECCIÓN POR VALORES Y CULTURA ORGANIZACIONAL Hoy día, se habla constantemente de la necesidad de formar valores en los empleados y directivos, así como de consolidar la cultura organizacional para alcanzar los objetivos; es en este contexto donde la dirección por valores ha tomado relevancia. La dirección por valores es una ? losofía de administración que concibe la gestión a partir del papel del factor humano como elemento esencial del desarrollo de la organización, que busca la máxima implicación de los empleados, centrando su atención en valores organizacionales, como vía de alcanzar los retos planteados, por la necesidad de adaptarse a las exigencias de un entorno turbulento, consciente, además, de su rol social. Incluso con elementos a su favor, como, por ejemplo, el auge del papel del capital humano en el éxito de las organizaciones, es una de las ? losofías que mayor esc epticismo produce entre los directivos y profesionales, a quienes plantea una duda: ¿es esto posible en la práctica? Las razones de esta postura son varias: •  Se apela a un elemento de la personalidad de ...