Consolidación de la estrategia comercial en las compañías

El sector opina

Consolidación de la estrategia comercial en las compañías Consolidación de la estrategia comercial en las compañías

El contexto actual en el que nos movemos, con un mercado dominado por la evolución del cliente hacia un servicio 24 por 7, ubicuo e inmediato, hace necesario que las compañías diseñen sus estrategias comerciales orientando su propuesta de valor y sus canales a satisfacer las necesidades actuales.

Por lo general, las empresas ya tienen definidas sus estrategias comerciales para adaptarse a la coyuntura actual; sin embargo, para que estas sean un éxito, es imprescindible que fluyan dentro de toda la organización. Con mucha asiduidad, nos encontramos compañías que tienen una definición sólida y realista de su estrategia comercial; no obstante, su implantación acaba no siendo homogénea entre sus canales e incluso dentro del mismo canal, lo que lleva a no conseguir el objetivo perseguido de dar esa experiencia omnicanal al cliente, llegando incluso a desilusionarlo al no satisfacer las expectativas creadas.

Considero que, una vez definida la estrategia comercial, es igual o más importante asegurar su implantación homogénea en toda la organización para garantizar que se consigan los objetivos de negocio previstos y, además, garantizar su preservación en el tiempo. Para ello, es preciso que las compañías sean conscientes de si sus capacidades de implantación son las adecuadas para iniciar la transformación, puesto que, en caso de no serlo, la implantación se traduce en un derroche de dinero, tiempo y recursos que les acabará perjudicando tanto interna como externamente.