Creación no disruptiva: Repensando el crecimiento y la innovación

Creación no disruptiva: Repensando el crecimiento y la innovación Creación no disruptiva: Repensando el crecimiento y la innovación
Business Review (Núm. 295) · TIC

En estos últimos años, la disrupción se ha convertido en el grito de guerra de los negocios. La disrupción se da cuando una innovación crea un mercado y un modelo de negocio nuevos, provocando que los jugadores tradicionales caigan. Nos encanta la facilidad de tomar, compartir y almacenar fotos digitales –una disrupción que provocó la desaparición de Kodak y del mercado de la película fotográfica, antiguamente omnipresente–. Millones de nosotros nos beneficiamos del servicio de conductor bajo demanda de Uber, aunque esté desplazando las empresas de taxi existentes.

No es sorprendente que muchas personas vean la disrupción como sinónimo de innovación. Docenas de artículos ofrecen consejos acerca de cómo tener éxito como innovador disruptivo y cómo defenderse contra un rival disruptivo. Los líderes empresariales reciben continuamente advertencias de que la disrupción acecha en cada esquina y de que la única manera de sobrevivir, tener éxito y crecer es provocar una disrupción en su sector o incluso en su misma empresa.

Pero ¿es realmente la disrupción la única manera de innovar y crecer? ¿Estamos seguros de que es la mejor manera? Nuestra investigación y análisis a lo largo de las últimas tres décadas indica que la respuesta es “no”. La disrupción puede ser eso de lo que la gente habla, y, sin duda, es importante y nos rodea. Pero hemos descubierto que el hecho de concentrarse únicamente en la disrupción hace que las empresas pasen por alto otro pilar de la innovación y el crecimiento, uno que para nosotros es más importante (1).

Ese otro pilar es lo que llamamos creación no disruptiva, la cual ofrece una nueva manera de pensar sobre lo que es posible. Esta pone de relieve el inmenso potencial para crear nuevos mercados donde antes no existían. Se trata de creación sin disrupción ni destrucción. Toda la demanda generada por este tipo de innovación es nueva.

 

¿ES REALMENTE LA DISRUPCIÓN LA ÚNICA MANERA DE INNOVAR Y CRECER? ¿ESTAMOS SEGUROS DE QUE ES LA MEJOR MANERA? NUESTRA INVESTIGACIÓN Y ANÁLISIS A LO LARGO DE LAS ÚLTIMAS TRES DÉCADAS INDICA QUE LA RESPUESTA ES “NO”

 

La mayor parte de las empresas están atrapadas en la idea de que para crear se tiene que causar disrupción o destruir. Ha llegado el momento de acoger otra mentalidad: que se puede crear sin destruir. La creación no disruptiva rompe con el marco existente en lo que se refiere a la innovació...


W. Chan Kim

·

Profesor de Estrategia de INSEAD y codirector del INSEAD Blue Ocean Strategy Institute. Autor de los best sellers Blue Ocean Shift: Beyond
Competing (Hachette Books, 2017) y Blue Ocean Strategy (Harvard Business Review Press, 2005; edición ampliada, 2015)

Renée Mauborgne

·

Profesora de Estrategia de INSEAD y codirectora del INSEAD Blue Ocean Strategy Institute. Autora de los best sellers Blue Ocean Shift: Beyond Competing (Hachette Books, 2017) y Blue Ocean Strategy (Harvard Business Review Press, 2005; edición ampliada, 2015)