Dar el salto a los mercados desarrollados: innovación y emprendimiento

Dar el salto a los mercados desarrollados: innovación y emprendimiento Dar el salto a los mercados desarrollados: innovación y emprendimiento

La innovación disruptiva está reconocida como la estrategia que condujo al desarrollo vertiginoso de la economía de Japón después de la Segunda Guerra Mundial.  Empresas japonesas como Nippon Steel, Toyota, Sony, Canon y Matsushita comenzaron ofreciendo productos de calidad inferior, pero más baratos que los de sus competidores occidentales, lo que les permitió hacerse con la gama baja (y menos rentable) de los segmentos del mercado, algo que las compañías occidentales estaban dispuestas a regalar. Sin embargo, las empresas japonesas lograron mejorar el rendimiento de sus productos, y comenzaron a escalar lentamente en el mercado hacia segmentos que les permitieron una mayor rentabilidad. Con el tiempo, se las arreglaron para capturar la mayor parte de dichos segmentos y, en el proceso, catapultaron a sus competidores occidentales a lo más alto del mercado o totalmente fuera del mismo. 
Se cree que un proceso disruptivo similar puede estar gestándose en estos momentos en la denominada base de la pirámide (bottom of the pyramid, BOP), especialmente en China y la India. Tal vez el ejemplo más conocido es el del Tata Nano, un coche barato desarrollado por Tata Motors en la India y que se lanzó al mercado en 2009 a un precio de venta al público sobre los dos mil quinientos dólares. El éxito inicial que tuvo en la India se considera un mero preludio de lo que está por llegar: un ataque a gran escala a los mercados occidentales. Otros de los ejemplos a menudo mencionados son el Tata Swach, un sistema de suministro de agua portátil respetuoso con el medio ambiente; la ChotuKool, una nevera portátil y barata que no requiere electricidad, lanzada en la India por Godrej & Boyce; el coche eléctrico G-Wiz, fabricado por Mahindra Reva Electric Vehicles como un coche barato y ecológico para los desplazamientos urbanos en Occidente; el LePhone, la réplica china del iPhone (a mitad de precio), lanzado por Lenovo, y que ha tenido una buena acogida por parte de los principales proveedores de servicios y contenidos nacionales;y finalmente los microondas de Galanz, pequeños pero asequibles, ideales para los pisos de tamaño reducido de las principales ciudades europeas.

Hay muchos más ejemplos similares. Hoy en día, numerosas empresas y emprendedores de menor renombre ubicados en países situados en la base de la pirámide atienden la de...