De la intuición al algoritmo: sacar partido de la inteligencia de las máquinas

De la intuición al algoritmo: sacar partido de la inteligencia de las máquinas De la intuición al algoritmo: sacar partido de la inteligencia de las máquinas

HY

Howard Yu

Business Review (Núm. 292) · TIC

En nuestra ruta hacia la era de la automatización de las máquinas, los algoritmos autodidactas jugarán un papel cada vez más importante en la organización de nuestra actividad económica.

En nuestra ruta hacia la era de la automatización de las máquinas, los algoritmos autodidactas jugarán un papel cada vez más importante en la organización de nuestra actividad económica

En febrero de 2011, IBM causó un profundo impacto en la opinión pública estadounidense cuando su supercomputadora Watson venció a los concursantes humanos en el popular concurso de televisión Jeopardy! Cerca de quince millones de telespectadores vieron en directo cómo Watson vencía a los excampeones Ken Jennings y Brad Rutter. Ese programa puso de manifiesto, ante toda la gente, que el aprendizaje automático –o “aprendizaje de las máquinas”– podría ir más allá del enfoque monotemático de servir como calculadoras.

Tras los dos días de competición de Jeopardy!, Watson había conseguido un premio de 77.147 dólares, más del triple de lo que habían acumulado sus oponentes humanos. Jennings, que había ganado anteriormente más de cincuenta programas consecutivos, quedó en segundo lugar, justo por delante de Rutter. “Al igual que determinados trabajos en las fábricas fueron suprimidos en el siglo XX por los robots de las líneas de ensamblaje, Brad y yo fuimos los primeros trabajadores de la industria del conocimiento ‘despedidos’ por la nueva generación de ‘máquinas pensantes’”, aseguró Jennings en ese momento.

Watson representaba un tipo de máquina que ya no seguía instrucciones ciegamente: podía asimilar datos desestructurados, en forma de lenguaje humano, y luego emitir juicios por su cuenta, lo que a su vez ha cambiado profundamente la forma en que las empresas valoran la experiencia de gestión. Un ejecutivo de servicios financieros lo expresó en pocas palabras: “Pensemos en un ser humano que pudiese leer un número
ilimitado de documentos (financieros), comprender esos documentos y retener completamente toda la información. Ahora imaginemos que le pudiéramos hacer una pregunta a esa persona: ‘¿Qué compañía es más probable que sea absorbida en los próximos tres meses?’. Eso es, básicamente, lo que [Watson] te ofrece”.

WATSON REPRESENTABA UN TIPO DE MÁQUINA QUE YA NO SEGUÍA INSTRUCCIONES CIEGAMENTE: PODÍA ASIMILAR DATOS DESESTRUCTURADOS, EN FORMA DE LENGUAJE HUMANO, Y LUEGO EMITIR JUICIOS POR SU CUENTA, LO QUE A SU VEZ HA CAMBIADO PROFUNDAMENTE LA FORMA EN QUE LAS EMPRESAS VALORAN LA EXPERIENCIA DE GESTIÓN

UN SABIO CONSEJO EN PROCESO

A diario, las revistas médicas publican artículos sobre nuevo...


Howard Yu

·

LEGO Professor de Gestión e Innovación en la escuela de negocios IMD de Suiza. Autor de LEAP: How to Thrive in a World Where Everything Can Be Copied (PublicAffairs, 2018). Apareció en 2018 en la lista Radar de Thinkers50, en la que figuran los treinta pensadores sobre gestión que serán, “con más probabilidad, quienes definirán cómo se gestionarán y dirigirán las organizaciones en el futuro”.