Decisiones 2.0: el poder de la inteligencia colectiva

Decisiones 2.0: el poder de la inteligencia colectiva Decisiones 2.0: el poder de la inteligencia colectiva

El cerebro humano es un instrumento magní? co que ha evolucionado a lo largo de miles de años para permitirnos prosperar en una impresionante variedad de condiciones. Sin embargo, está programado para evitar la complejidad (no para aceptarla) y para responder con rapidez con el ? n de garantizar la supervivencia (no para explorar numerosas opciones). En otras palabras, nuestra evolucionada heurística de decisiones tiene ciertas limitaciones, que han sido objeto de amplios estudios y documentadas a lo largo de las últimas décadas, en particular por los investigadores centrados en el campo de la economía del comportamiento. De hecho, el modo en el que nuestro cerebro percibe las in? uencias puede que fuera el más indicado para el entorno de nuestros antepasados, cuando una decisión rápida era por lo general mejor que ninguna decisión. No obstante, el hipercompetitivo y dinámico mundo de los negocios actual requiere tiempos de respuesta cortos, respuestas más precisas y una mayor exploración de las oportunidades potenciales. La buena noticia es que, gracias a Internet y a otras tecnologías de la información, tenemos ahora acceso a más datos –algunas veces, muchos más datos– sobre los clientes, los empleados y otros grupos de interés, de manera que, en principio, podemos lograr una comprensión más precisa y profunda de nuestro entorno. Sin embargo, esto no es su? ciente; sigue siendo necesario tomar decisiones. Debemos explorar los datos de manera que podamos descubrir oportunidades, evaluarlas y proceder en consecuencia. El problema es que nuestras limitaciones como individuos capaces de tomar decisiones no nos han preparado para solventar muchos de los exigentes problemas empresariales de hoy día. ¿Y si, no obstante, con? áramos más en los demás para hallar esas soluciones? No cabe duda de que las empresas utilizan desde hace mucho tiempo equipos para solucionar los problemas, grupos de muestra para explorar las necesidades de los clientes, estudios para comprender el mercado y reuniones anuales para escuchar a los accionistas. Sin embargo, las palabras solucionar, explorar, comprender y escuchar han adquirido en la actualidad un signi? cado totalmente nuevo. Gracias a las recientes tecnologías, entre ellas muchas de las aplicaciones de la Web 2.0, las empresas pueden ahora aprovechar más que nunca "el colectivo" a gran escala. De hecho, el aumento en el uso de conceptos como mercados de información, wikis, crowdsourcing, "la sabiduría de la multitud",...