El camino hacia la prescripción. Cerrar la brecha entre las promesas y la realidad del Big Data

El camino hacia la prescripción. Cerrar la brecha entre las promesas y la realidad del Big Data El camino hacia la prescripción. Cerrar la brecha entre las promesas y la realidad del Big Data
Business Review · TIC

Para extraer el valor total de sus inversiones de datos, las entidades necesitan establecer vínculos más estrechos entre el análisis de datos y el día a día de la empresa.

A pesar de todo el alboroto que genera el Big Data hoy en día, en realidad, el hecho de tenerlo a nuestro alcance no aporta nada nuevo. Las empresas y los gobiernos siempre han recogido información de una u otra manera. Lo verdaderamente novedoso es que la tecnología moderna ha aumentado el tipo de datos que se pueden recoger, y ha logrado que resulte más barato, más fácil y más rápido acceder a ellos, almacenarlos y analizarlos. Una consecuencia inmediata y evidente de ello es que, con mejores datos y tecnología más rápida, las empresas pueden analizar la información de manera más veloz y mejor. Una implicación menos obvia, pero más importante, es que, con mejores datos y nuevas tecnologías, las organizaciones deberían analizar la información de manera diferente.

Un enfoque científico de los negocios Hace aproximadamente veinticinco años, la industria médica adoptó lo que ahora se conoce como "medicina basada en la evidencia". Un enfoque mediante el cual, las decisiones de atención al paciente deben basarse en los resultados de rigurosos estudios, en lugar de en la experiencia clínica individual de un médico y/o en sus creencias. Aquí, el juicio del doctor sigue siendo una parte fundamental de la atención al paciente, ya que él interpreta y evalúa las pruebas, determina cuáles son más relevantes para un caso particular y ayuda a los pacientes a tomar decisiones difíciles. Sin embargo, la medicina como campo determinó que, siempre que sea posible, las decisiones deben tomarse a partir de datos y pruebas, en lugar de usar la intuición o las creencias personales. En resumen, la profesión médica adoptó la toma de decisiones basada en los datos, y lo hizo porque daba lugar a mejores resultados para los pacientes y a menor coste.

Por lo tanto, la pregunta es: ¿por qué le cuesta tanto al mundo de los negocios adoptar un sistema de toma de decisiones basado en datos? ¿Por qué no se habla de "negocios basados en la evidencia"? Durante años, el mundo de los negocios ha aceptado (e incluso celebrado) la toma de decisiones basada en la intuición, el instinto y la pura suerte. Tal vez esto se deba a que las empresas no tienen la capacidad tecnológica para recopilar y analizar datos de forma sistémica, o puede que sea porque no tienen la infraestruc...