El futuro del trabajo

El futuro del trabajo El futuro del trabajo

Usted ha dicho que no podemos imaginar el futuro, simplemente, sacando conclusiones del pasado. ¿cómo debemos imaginarlo, entonces?

La historia del futuro es una historia "interrelacionada" que sólo puede contarse desde una perspectiva global, y, como resultado, el mejor modo de imaginarla es mirando las tendencias. En nuestras investigaciones, mis colegas y yo estamos siguiendo de cerca 32 tendencias diferenciadas que abarcan distintos aspectos de lo que podría ser el futuro. Aunque es importante entender estas tendencias, también es importante entender cómo se interrelacionan. A menudo, son las relaciones entre cosas como la demografía y la tecnología las que marcan una diferencia significativa. También tenemos acceso a 60 empresas multinacionales con las que hablamos regularmente, para ver qué preocupa a sus líderes. Si queremos saber qué va a ocurrir con el petróleo, hablamos con nuestro contacto en Shell, y si queremos saber qué va a pasar con la tecnología, hablamos con Cisco o Microsoft. Así que, además de seguir las tendencias, buscamos inputs regulares de algunas de las personas más sabias de estas organizaciones.

Las 32 tendencias que siguen se pueden englobar en cinco categorías amplias de "fuerzas" que, según creen, van a moldear el futuro. descríbanoslas.

La primera es la tecnología, que, obviamente, va a desempeñar un enorme papel en el futuro del trabajo. Se prevé que habrá cinco millones de personas conectadas a Internet en 2020. También sabemos que los móviles se están abaratando, lo que significa que más gente en todo el mundo puede usarlos y que el conocimiento es cada vez más abundante y libre. Estos tres elementos crean un nexo importantísimo que va a influir en cuanto a dónde aparecerán los nuevos reservorios de talento. Por ejemplo, Ruanda tiene una historia muy complicada, pero hoy en día está poniendo un ordenador en manos de cada niño. Imagínese qué puede llegar a hacer eso por el país.

La segunda fuerza es la globalización. En términos de trabajo, quizá la historia más importante sea la emergencia en el escenario mundial de la fabricación y el comercio de China, la India y Brasil, que están reescribiendo las reglas del comercio global. A medida que los productos y servicios creados por los trabajadores de estos países asciendan en la cadena de valor, también lo harán las aspiraciones globales de colarse por la puerta entreabierta de alguna compañía.

La tercera fue...