El reto de los innovadores:

El reto de los innovadores: El reto de los innovadores:

A pesar de la afirmación de Ralph Waldo Emerson de que todo lo que hay que hacer es "construir una mejor ratonera, y el mundo entero buscará el camino hacia tu puerta", es un hecho bien probado que la tasa de éxito en la innovación es muy baja. En Estados Unidos, se estima que hasta el 75% de los lanzamientos de nuevos productos fracasa. Ejemplos recientes de innovaciones que no han logrado revolucionar cómo vivimos son, por ejemplo, el supermercado online Webvan, TiVo o los coches eléctricos.

En los países en vías de desarrollo, la innovación no se encuentra con menos retos, y uno de los mayores obstáculos en este contexto es la escala: las innovaciones que funcionan bien en un área pequeña y focalizada, a menudo fracasan al crecer, ya sea horizontalmente, en todos los países del sur, así como verticalmente, en otras partes del mundo desarrollado. ¿Por qué, por ejemplo, no hemos visto como innovación altamente exitosa la expansión de los hospitales oftalmológicos Aravind Eye Hospital de la India por el mundo? Y, en general, ¿por qué las innovaciones no tienen éxito tan a menudo como nos gustaría?

Creo que parte de la culpa está en el argumento de la "mejor ratonera", porque puede parafrasearse libremente así: "Sabemos que tenemos un producto mejor; solo tenemos que trabajar duro para demostrar su valor". En este artículo argumentaré que esta línea de pensamiento está muy extendida, pero, a la vez, tiene errores de base, y que este enfoque de arriba abajo respecto a la innovación tiene como resultado una desconexión irreversible entre innovadores y usuarios.

 

LA PSICOLOGIA DE LA ADOPCIÓN

Innovadores, diseñadores de políticas y líderes empresariales han coincidido durante mucho tiempo en considerar al consumidor como una "entidad" que maximiza el interés propio, reconoce el valor (la utilidad), tiene visión de futuro, y no emocional, y cuenta con capacidad para hacer los cálculos necesarios para llegar a una elección que aumente la utilidad. Sin embargo, los descubrimientos en el floreciente campo de la economía de comportamiento sugieren que esta visión contiene errores considerables.

Las últimas investigaciones muestran que los esfuerzos para resolver problemas sociales como la pobreza, la educación, el hambre o la salud pública –o problemas personales o familiares relacionados con la tasa de ahorro, los desórdenes aliment...