Empresa familiar: algunos mitos

Empresa familiar: algunos mitos Empresa familiar: algunos mitos

Los tópicos habituales y temas recurrentes referentes a las empresas familiares suelen ser la sucesión, la contratación de familiares, los directivos no familiares, el conflicto entre accionistas activos y accionistas pasivos, etcétera, pero veamos y analicemos tres mitos que circulan alrededor de las empresas familiares.

El primer mito es el del tamaño. Existe la impresión de que las empresas familiares son pequeñas. El segundo mito es acerca de su duración. La vox populi dice que las empresas familiares no duran. El tercero es acerca de la rentabilidad. Hay quien piensa que las empresas familiares son, en general, poco rentables. Vamos a entrar en detalle en cada uno de ellos y ver si son realidades o son simplemente eso, mitos. 1.  PRIMER MITO: LAS EMPRESAS FAMILIARES SON PEQUEÑAS

La figura 1 muestra que, en la Unión Europea, solo el 8% de las empresas facturan más de dos millones de euros y superan los diez empleados. En Estados Unidos, y mirando el tamaño esta vez por número de empleados, tan solo el 10,3% de empresas tienen más de veinte empleados y solo el 0,3% sobrepasan la cifra de quinientos empleados.

No parece, pues, una temeridad decir que el mundo está hecho de pymes. Es, pues, normal que cuando la gente habla de empresas piense en términos de pequeña y mediana empresa. Ocurre que las empresas que están permanentemente en los medios de comunicación suelen ser empresas no familiares cotizadas, y esa es la imagen que la gente tiene de lo que es una gran empresa. Como la mayoría de las grandes empresas que están presentes en los medios de comunicación suelen ser las empresas no familiares, la gente se queda con la idea de que las empresas no familiares son grandes y las empresas familiares son pequeñas.

Nada más alejado de la realidad. En el ranking de empresas familiares españolas encontramos ejemplos como Mercadona, Inditex, El Corte Inglés, Ferrovial, Puig, Catalana Occidente, Santa Lucía y muchas otras, que son excelentes ejemplos de empresas familiares muy exitosas que encabezan por tamaño la lista por facturación de las empresas españolas. Si echamos una ojeada al entorno internacional, Walmart, en Estados Unidos, es una empresa que factura 485.000 millones de dólares y que tiene dos millones trescientos mil empleados; en Alemania, BMW fabrica y vende más de dos millones trescientos mil automóviles al año; por su parte, IKEA ha revolucionado por completo el sector d...