Estrategias para la toma de decisiones en empresas familiares

Estrategias para la toma de decisiones en empresas familiares

Todo directivo se enfrenta a decisiones rutinarias y no rutinarias. Las primeras son fáciles de gestionar, ya que se dispone de suficiente información y, además, hay unos usos y costumbres propios de la cultura empresarial que ayudan a tomarlas con rapidez. Pero, en el caso de las no rutinarias, el proceso es bastante más complejo, y su gestión ha dado lugar a múltiples teorías y diversos manuales de ayuda que no se ajustan a la realidad que se vive en las empresas familiares. En este artículo se presentan los resultados de una investigación realizada entre varias empresas familiares. Tras analizar más de noventa decisiones no rutinarias, se ha podido describir el proceso que siguen los directores Comerciales, quedando demostrado que este es un proceso multidimensional y dinámico.

La mayoría de manuales de empresa sobre la toma de decisiones en el ámbito empresarial describen a un directivo que se marca unos objetivos para un entorno más o menos cierto, recaba y maneja los datos relevantes para su decisión, plantea alternativas y escoge la que le parece que, con mayor probabilidad, le dará los resultados deseados. Pero esta imagen no se ajusta a lo que realmente acontece en las organizaciones. La realidad nos muestra una película en la que aparece un paisaje rico en personajes, lugares, tiempos y matices, que interactúan entre sí, construyendo la decisión entre todos.

En el proceso de toma de decisiones no encontramos a un individuo analizando las repercusiones de una u otra alternativa, sino a un individuo gestionando la situación a través de relaciones interpersonales, que está en medio de otras personas, que a su vez están gestionando otras situaciones que interceden en la que afecta a la decisión. Para los directivos que deben tomar decisiones es importante conocer esta dinámica. En las empresas familiares, estos elementos de distorsión en la toma de decisiones se multiplican con el efecto de los órganos de gobierno, integrados por miembros de la familia, con la influencia y el poder que ostentan los familiares que trabajan en la empresa y con la distinta dimensión del concepto de propiedad que se respira en este tipo de negocios.

LOS MODELOS TRADICIONALES

En los manuales que se pueden consultar sobre toma de decisiones en el ámbito empresarial, se encuentran básicamente tres modelos: uno de ellos es conocido como el modelo racional, el otro es la teoría de juegos y, por último, la teoría de roles.

• La teoría de toma de decisiones racional es aquella que desarrolla un proceso metodológico que ayuda al directivo a seleccionar aquella alternativa, dentro de un abanico de posibilidades, que, probablemente, mejor resultado le dará, teniendo en cuenta sus objetivos. Esta teoría tiene un claro componente matemático, lo que ha propiciado su aceptación e implementación en el mundo económico y empresarial. La teoría de toma de decisiones racional describe decisiones que recaen en un único individuo, cuya decisión se basa en la racionalidad, que de forma consciente escoge la alternativa de acción que mejor se adapta a sus creencias y preferencias, con el objetivo de obtener el mayor beneficio posible. Por lo tanto, esta teoría considera que el tomador de la decisión es capaz de predecir sus consecuencias basándose en un cálculo de probabilidades. Sin embargo, esta teoría no está exenta de críticas. Las dos principales son:

A. Es dudoso que los directivos sean capaces de realizar los cálculos matemáticos que el método de la toma de decisiones racional propone.

B. La teoría propone que el decisor tome la decisión que maximice su beneficio; sin embargo, hay decisiones que se toman con un claro componente altruista.

El estudio que se ha realizado, analizando más de noventa decisiones no rutinarias en empresas familiares, mostró que este supuesto cálculo matemático no se aplica habitualmente. El proceso de decisión en situaciones reales es distinto. Y aunque los defensores de esta teoría argumentan que no se trata de un modelo que describe la forma en que los directivos toman sus decisiones, sino más bien una propuesta metodológica sobre cómo se deberían tomar, lo cierto es que la realidad es muy dinámica y compleja para que este modelo resulte útil para los directivos.

• La teoría de juegos es aquella que pretende describir los procesos de toma de decisiones que dependen de más de un individuo. Es decir, ya no estamos ante un directivo que debe tomar una decisión no rutinaria, sino que nos encontramos ante un grupo de individuos que, en un proceso de negociación estratégica, procuran tomar una decisión de forma conjunta. Para estas situaciones existen dos teorías, una es la del equilibrio de Nash, que, partiendo de los intereses de todos los participantes en una decisión, explica que la mejor decisión a tomar será aquella que resulte la mejor para todo el grupo de decisores, aunque no sea la mejor para cada uno de los individuos que participan en la misma. La otra teoría es el dilema del prisionero, que describe aquellas situaciones en las que el decisor toma la mejor decisión para sí mismo, sin tener en cuenta a los otros participantes, aunque una estrategia cooperativa hubiese dado mejores resultados para todos los implicados. Ambas teorías aportan mucho a la teoría de decisiones racional, pero en los casos estudiados se descubrió un hecho relevante que no contemplan: no todos los implicados en una decisión empresarial están participando de forma consciente y voluntaria en la decisión que está en proceso de ser tomada. Por lo tanto, no se trata de un proceso de negociación estratégica, sino de impacto e influencias que deben ser gestionadas.

• Por último, la teoría de roles defiende que el abanico de posibles decisiones que un individuo puede tomar está condicionado por su rol, estatus, posición jerárquica, normas sociales e identidad personal. En este caso, vendría a decir algo así como “si un director Comercial quiere incrementar las ventas de un producto, no está entre sus opciones de decisión cambiar el proceso de fabricación de dicho producto, ya que su rol no posee las atribuciones propias de un director de Operaciones”. Esta es una interesante aportación al resto de modelos, que incluye un matiz que no hay que desdeñar, pero que pierde veracidad ante un director Comercial que es, a su vez, miembro de la familia propietaria del negocio. En tal caso, se aprecia que la injerencia en otras áreas de negocio es algo relativamente habitual por parte de los miembros de la familia, haciendo prevalecer su rol de propietario frente al del cargo que ocupan en el negocio.

LA REALIDAD DE LA TOMA DE DECISIONES. EL MODELO BASADO EN LA TEORÍA DE SISTEMAS

Tras constatar que los modelos teóricos no se ajustan a la realidad, se decidió realizar un estudio del proceso de toma de decisiones en cuarenta y cuatro empresas familiares de distintos sectores y tamaños. Se analizaron más de noventa decisiones no rutinarias, y se descubrió que, en la práctica, la toma de una decisión es un proceso más o menos largo en el que aparecen varios elementos (humanos y no humanos) que influyen en él. En el estudio se analizó cómo las interacciones de los diferentes actores que giran en torno a una decisión ayudan a la consolidación de la misma, la modifican en mayor o menor grado o bien hacen que se desestime. La toma de decisiones responde a un sistema complejo, en el que es difícil localizar todos los elementos que influyen en su formación, así como el efecto combinado de todos ellos; sin embargo, algunos de estos elementos presentan una cierta estabilidad estadística. En el proceso de toma de decisiones empresarial aparecen dos factores a tener en cuenta:

  • Los elementos de influencia, que pueden ser internos de la organización, propios del individuo que toma la decisión y/o del entorno.
  • Tipo de influencia, que puede ayudar a que la decisión se lleve a cabo, la puede modificar o incluso impedir que se llegue a tomar.

En este proceso intervienen elementos, tanto de forma voluntaria como involuntaria, que impactan en el proceso, en la forma y, por ende, en el resultado. Lo importante es que nos podemos encontrar con elementos ajenos a la decisión que afectan a la toma de decisiones incluso de forma inconsciente. La investigación mostró nueve elementos diferentes que afectan a las decisiones: elementos ajenos a la empresa, el entorno en el que opera la organización, la empresa en sí misma, los órganos de Dirección, la información que maneja el directivo que deberá tomar la decisión, el personal de la empresa y, especialmente, los subordinados del decisor y el propio decisor; en el caso de la empresa familiar, también aparece la familia/propiedad. Pero la particularidad en las empresas familiares va bastante más allá.

DIFERENCIAS MÁS DESTACABLES EN LA EMPRESA FAMILIAR

Cuando la empresa en la que se está tomando la decisión es un negocio familiar, la toma de decisiones recibe muchas influencias, pero aparecen, más a menudo, cuatro elementos destacables, y uno de ellos es patrimonio exclusivo de la empresa familiar. Los elementos influyentes son el entorno, la “familia propietaria”, los órganos de Dirección y, por supuesto, el propio director Comercial. La característica diferencial más destacable es la de familia propietaria, ya que afecta a la decisión de forma clara, intentando pararla o incluso modificarla. Al parecer, la variable propiedad y la variable tiempo afectan a las empresas familiares de forma determinante en su toma de decisiones.

Diversos estudios apuntan que, en las empresas familiares, las características de la propiedad, así como el tema sucesorio, ejercen un papel importante en el mantenimiento de la estabilidad de la empresa. También indican que la familia suele pensar a más largo plazo para que la empresa siga funcionando en la siguiente generación y, además, suele ser más comedida en el reparto de dividendos.

Cuando en una empresa familiar se contrata a un directivo que no forma parte de la familia, se suelen valorar aspectos relacionados con cualidades básicas humanas como la honradez o el compromiso, y ello también afecta a la toma de decisiones de manera clara.

Asimismo, no podemos obviar que, en la empresa familiar, la gestión del poder conlleva que, a veces, nos encontremos con una doble dirección, ya que el directivo ajeno a la familia recibe interferencias cuando algún familiar da una instrucción sin tener en cuenta la línea jerárquica, y ello afecta tanto a la decisión como al escenario resultante de la misma. Adicionalmente, suele ser habitual mezclar los objetivos empresariales con los objetivos familiares, y ello afecta a la toma de decisiones, de forma que estas recogen, en muchas ocasiones, preferencias personales de los miembros de la familia. Véanse los ejemplos 1 y 2.

CONCLUSIÓN

Como se puede ver en los ejemplos 1 y 2, la decisión es como una película que puede tener varios comienzos, y todos diferentes:

  • En uno de ellos vemos a un directivo de una empresa familiar que deberá gestionar decisiones inherentes a su cargo, pero que han sido tomadas por otras personas dentro de la organización. Estas otras personas pertenecerán casi siempre a la familia que regenta el negocio, o bien pertenecerán a los órganos de Dirección.

Son casos en los que la gerencia, que tiene a su vez la propiedad del negocio, interfiere en la labor del directivo, que en estos casos suele ser una persona externa a la familia. Lo importante para el directivo es que se trata de decisiones que va a tener que gestionar como si las hubiese tomado él mismo, porque son cuestiones que corresponden a su departamento.

  • Otro posible inicio de la decisión comienza con un directivo que, basándose en lo que ve que está pasando en la empresa y en el mercado, o bien basándose en lo que le indican los datos, decide que debe tomar una decisión.
  • Una tercera opción presenta a un propietario o familiar del negocio que cumple también con la función de directivo y que toma una decisión que afecta simultáneamente a varios departamentos, o incluso puede ser de carácter estratégico de negocio.

Sea cual sea el principio de la película, cuando empiece la trama descubriremos que entre los actores y protagonistas habrá personas que no tienen nada que ver con la empresa, se darán situaciones del entorno que intervienen en la decisión, de vez en cuando aparecerán figuras relacionadas con la cultura o la estructura organizativa de la empresa, la familia/propiedad jugará su papel en muchas ocasiones, al igual que los órganos de Dirección, también la información formará parte del reparto, junto con otro personal de la empresa y, cómo no, los subordinados del director Comercial. Cada uno de ellos tendrá su cometido en el guion de esta película, que no es otro que la toma de decisiones. Unos estarán de acuerdo con la decisión y harán lo posible por que se lleve a cabo; otros la interpretarán como una mejora para su situación, así que la intentarán promover; para otros, la toma de esa decisión puede suponer un problema, así que intentarán frenarla en lo posible, modificarla si pueden o incluso pararla o anularla.

Como ya se ha dicho, en el proceso de toma de decisiones encontramos a un individuo que gestiona la situación a través de relaciones interpersonales y que se encuentra en medio de otras personas que, a su vez, están gestionando otras situaciones que interceden en la situación que afecta a la decisión y que, en el caso de las empresas familiares, se ve aderezada por el poder de la propiedad y su visión a más largo plazo.

Es cierto lo que afirma la teoría de decisiones de que las creencias del individuo influyen en la decisión que va a tomar, pero esta investigación ha mostrado que no son solo sus creencias y valores los que entran en juego, sino también los de los agentes que intervienen en el proceso, que ejercerán mayor influencia dependiendo de si se trata de miembros de la familia o no, y cuando se trata de miembros de la familia, es indiferente el hecho de que trabajen o no en la empresa. Además, la teoría de sistemas muestra una decisión que no es inamovible y no tiene una forma totalmente definida. Nos muestra una decisión voluble, dispuesta a adaptarse a las exigencias de otros partícipes de esta película.

En definitiva, no se trata de que el director Comercial tenga en cuenta el entorno, la organización, etc., sino que estos van a hacerse sentir, van a participar activamente en el proceso de toma de decisión de este directivo, y la teoría de sistemas permite realizar una descripción completa del proceso, recogiendo todas las influencias que se pueden dar y reservando un espacio para las particularidades de las empresas familiares. 

SUSCRIBETE YA Y ACCEDE A TODOS LOS CONTENIDOS DE Harvard Deusto

Ya soy suscriptor Quiero suscribirme

¡DESCARGATE
ESTE ARTÍCULO COMPLETO!

Planeta de Agostini Formación, S.L.U., tratará tus datos personales para gestionar la relación contigo y para remitirte, por cualquier medio, información y comunicaciones comerciales sobre nuestros productos y servicios similares a los solicitados. Los datos sólo se cederán a empresas de nuestro grupo si nos das tu consentimiento y nunca a empresas ajenas al mismo. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.

VER TODOS LOS ARTÍCULOS
DE LA REVISTA

1 Comentario

Interesante el artículo, pues nos recuerda cuán complejo es el ser humano, más aún cuando se está en una empresa familiar. No hay que olvidar sin embargo, los casos en los que las cosas no salen bien a pesar de tomar las previsiones adecuadas, esto es importante tener en cuenta, pues como afirman Ariño y Maella (2009): "Hay que preocuparse por decidir bien más que por acertar", ya que cuando se toma una decisión pueden haber factores exógenos e información no disponible que impidan el éxito, aunque la elección de alternativa a ejecutar sea la correcta. Estos autores también nos recuerdan que lo más peligroso se da cuando una persona tiene éxito sin tomar en cuenta la información disponible y sin tener criterios claros, ya que puede llegar a pensar que hizo lo correcto y sus decisiones serán acertadas al margen de los factores mencionados, cuando realmente no siempre será así. En caso de darse esta situación, los colaboradores de mayor cargo deben corregir responsablemente dicha conducta y capacitar adecuadamente a sus subalternos, debido a que si se desconoce la importancia de una buena planificación para la toma de decisiones, puede empoderarse a un colaborador apresuradamente, y perjudicar a la organización a mediano y largo plazo.
Email: 
cgiron@usat.edu.pe

Planeta de Agostini Formación, S.L.U., tratará tus datos personales para gestionar la relación contigo y para remitirte, por cualquier medio, información y comunicaciones comerciales sobre nuestros productos y servicios similares a los solicitados. Los datos sólo se cederán a empresas de nuestro grupo si nos das tu consentimiento y nunca a empresas ajenas al mismo. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.

También te puede interesar

Relaciones públicas institucionales

Marketing y Ventas  | 31 Mayo 2018 Estrategia

Relaciones públicas institucionales: una función estratégica en las organizaciones

Cada vez son más las organizaciones, ya sean públicas o privadas, que toman conciencia de la necesidad de desarrollar unas relaciones públicas institucionales fluidas y estables en el tiempo con sus stakeholders. El término “relaciones públicas” se ha asociado durante muchos años a un área tan concreta como las relaciones con la prensa, aunque la evolución de esta disciplina de la comunicación ha demostrado que es mucho más amplio y sus áreas de actuación, muy diversas. Aun así, las organizaciones, ya sean empresas o instituciones, reclaman ir más allá. Y de ahí el concepto de “relaciones públicas institucionales”, que aúna las funciones y...

Por Míriam Riera Creus

Por qué los grandes datos no son suficientes

Marketing y Ventas  | 28 Mayo 2018 Estrategia

Por qué los grandes datos no son suficientes

A medida que el Big Data va integrándose en muchos aspectos de nuestras vidas, escuchamos cada vez más voces llamando a cambios revolucionarios en la manera en la que trabajan los investigadores. Para ahorrar tiempo en entender el comportamiento de sistemas complejos o en predecir resultados, algunos analistas afirman que ahora sería posible permitir que los datos “cuenten la historia”, en lugar de tener que desarrollar una hipótesis y seguir meticulosamente los pasos para su comprobación. El éxito de empresas como Google Inc. y Facebook Inc., que han transformado los mundos de la publicidad y de las redes sociales al aplicar la...

Por Sen Chai, Willy C. Shih

Los fabricantes también pueden salir ganando en la economía colaborativa

Marketing y Ventas  | 16 Mayo 2018 Estrategia

Entrevista a Vibhanshu Abhishek: los fabricantes también pueden salir ganando en la economía colaborativa

Los servicios colaborativos han supuesto grandes ventajas para los consumidores, quienes ahora cuentan con más opciones –y a un precio menor– a la hora de usar productos temporalmente. Estos servicios también han constituido un plus para los propietarios, ya que pueden monetizar sus inversiones de nuevas maneras. Pero ¿qué hay de los fabricantes? Si los consumidores pueden alquilar o tomar prestados productos que usan con poca frecuencia en lugar de comprarlos, esto debería suponer un duro golpe para su producción. Sin embargo, no siempre es así. Un estudio sobre el impacto del mercado peer-to-peer (P2P) en las empresas que fabrican...

Por Frieda Klotz

?>