EN BUSCA DEL CAMINO MENOS ARRIESGADO PARA CONSEGUIR INNOVACIONES DE GRAN IMPACTO

EN BUSCA DEL CAMINO MENOS ARRIESGADO PARA CONSEGUIR INNOVACIONES DE GRAN IMPACTO EN BUSCA DEL CAMINO MENOS ARRIESGADO PARA CONSEGUIR INNOVACIONES DE GRAN IMPACTO
Marketing y Ventas · Marketing

Cuando la gente habla de innovación, a menudo piensa en los grandes avances técnicos, o filosóficos, que llegan a transformar la forma en que vivimos: novedades que provocan un impacto duradero y profundo. Las investigaciones llevadas a cabo por Corning Inc. (una de las principales empresas innovadoras del mundo en ciencias de los materiales) en la década de los años 70 del siglo pasado sobre la baja resistencia a la pérdida de potencia eléctrica de los cristales de silicio –que fue lo que allanó el camino para los notables avances en las comunicaciones mediante fibra óptica y en sensores para la digitalización de imágenes y aplicaciones de resonancia– entran en esta categoría. Igual sucede con las investigaciones pioneras de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa de Estados Unidos (DARPA, por sus siglas en inglés), que establecieron las bases de lo que hoy es Internet o los protocolos de comunicación entre máquinas. Otro ejemplo de esto es la técnica de crowdsourcing (concepto creado en 2006 por Jeff Howe, uno de los colaboradores "estrella" de la revista Wired Magazine, que hace referencia a la "externalización de tareas que antes realizaban los empleados y que ahora desarrollan un grupo abierto de personas expertas"), que ha dado lugar a soluciones sorprendentes y a inimaginables desafíos técnicos y de negocio (por ejemplo, la ciencia ciudadana de la NASA, la plataforma Kiva de micromecenazgo o Foldit, un juego experimental en la red que trata de predecir la estructura tridimensional de las proteínas y su plegamiento).

Las historias sobre inversiones fundamentales, que desencadenan el crecimiento sostenido de algunas grandes empresas, ya han entrado a formar parte de la tradición empresarial. Las inversiones científicas de Procter & Gamble Co. en ciencia, por ejemplo, dieron lugar a la formulación de Tide y de otros detergentes sintéticos, así como a la producción industrial de pañales. Las primeras inversiones de DuPont en fibras sintéticas y polímeros (que se consideraron muy arriesgadas en su momento) condujeron al desarrollo del nailon y del teflón. Tanto a Procter & Gamble como a DuPont, la innovación les ha permitido décadas de crecimiento, además de haberles abierto las puertas a una gran variedad de negocios relacionados, logrando, de paso, efectos muy positivos para sus clientes.

Sin embargo, esos avances significativos que conlleva la innovación son vistos como "ocurrencias" en la mayorí...