Lékué: cuando creatividad e innovación van de la mano

Casos prácticos

Lékué: cuando creatividad e innovación van de la mano Lékué: cuando creatividad e innovación van de la mano
Márketing y Ventas (Núm. 140) · Márketing
Management & Innovation (Núm. 6) · Márketing

Innovación y creatividad son dos conceptos distintos, aunque los dos se necesitan. Para ser innovadores, necesitamos ser creativos, y, a pesar de que la creatividad no es, obviamente, la única condición necesaria para la innovación, sí que es uno de sus principales ingredientes. Y si hay una empresa que lleva ambos conceptos hasta sus últimas consecuencias, esa es Lékué. Con gran voluntad de innovación desde sus inicios y una enorme pasión por los retos, la firma española ha revolucionado el sector de productos para la cocina. Para ello, no ha dudado en organizar de forma sistemática su punto fuerte, la creatividad, y en aplicar una metodología que cada vez está tomando mayor fuerza en el márketing, al haberse convertido en una de las principales vías para la innovación centrada en las personas: el ‘design thinking.

Como es bien sabido, "innovar" consiste en introducir nuevas soluciones con éxito en el mercado. Podemos hablar de innovaciones radicales, la creación de algo totalmente nuevo y original, como sería el caso de Nespresso, y de innovaciones incrementales, es decir, que presentan mejoras más o menos significativas en un producto, como sería Dolce Gusto. Podemos hablar también de innovaciones tecnológicas, como el nuevo iPhone de Apple, y de innovaciones no tecnológicas, como el exprimidor de limones de Alessi, diseñado por Philippe Starck. Existen también innovaciones en procesos, como la robotización de las líneas de montaje de Seat; innovaciones de producto, como la lámpara de mesa Lampan, de Ikea; o innovaciones de servicio, como Uber o Amazon. En cualquier caso, la innovación presenta ventajas evidentes que no vamos a enumerar aquí, pero que son una clara necesidad empresarial: o innovas tú o innovan ellos.

Si bien "innovar" no es lo mismo que "crear", ambos conceptos, bien aplicados, conforman una ecuación perfecta y fundamental para alcanzar la cima del éxito. De hecho, innovación y creatividad, es decir, la capacidad que posee un individuo de crear e idear algo nuevo y original, han ido siempre de la mano. Una definición que nos gusta de "creatividad" es aquella que dice que la creatividad es "hacer algo nuevo a partir de elementos conocidos". Otra, que debemos al gurú Ferran Adrià, también es interesante: "Crear es no copiar". Existen muchísimas técnicas de creatividad. El mencionado Adrià, en elBulli, utilizaba un sistema que ha documentado bien en sus libros: creaba matrices que relacionasen diferentes conceptos, es decir, técnicas culinarias, por un lado, y materia prima (alimentos), por el otro, y exploraba cada "casilla" en su taller.

En los últimos años, se ha popularizado una técnica creativa originalmente desarrollada por Tom Kelley en Stanford y aplicada sistemáticamente por IDEO, prestigiosa empresa de servicios de diseño e innovación: el design thinking. Aunque desarrollan centenares de productos y servicios para todo tipo de sectores y empresas, desde tecnológicas a hospitales, en IDEO no son expertos en productos o en servicios concretos ni en sectores específicos, sino en procesos. De hecho, su capacidad radica en la metodología de diseño que emplean. Siendo expertos en innovación, han pasado a diseñar también estrategias y nuevos modelos de negocio.

El design thinking lleva resonando con fuerza des...


Isa Moll

·

Profesora y directora del MSc de Márketing en ESADE-URL y secretaria general del FAD (Fomento de las Artes y del Diseño)

Jordi Montaña

·

Catedrático de Márketing en ESADE-URL y presidente del FAD (Fomento de las Artes y del Diseño)