Errores potencialmente perjudiciales

Errores potencialmente perjudiciales Errores potencialmente perjudiciales

La comunicación profesional eficaz depende de algo engañosamente sencillo: los hábitos que usted aporta a las interacciones con los demás. ¿Permite que alguno de los siguientes malos hábitos limiten su eficacia?

? Apretones de manos inadecuados. Si duda a la hora de dar la mano u ofrece una mano flácida, transmitirá incertidumbre, miedo, falta de integridad o falta de confianza. Por otra parte, si su estilo de dar la mano es demasiado agresivo o dominante, transmitirá exceso de confianza o falta de respeto por los demás.

? Aniquiladores de la credibilidad. No dañe su credibilidad utilizando en exceso la palabra "sentirlo". Si dice usted "Lo siento, pero necesito el informe que me prometió", parecerá débil, poco profesional e inseguro. Pida con confianza aquello que necesita y que los demás le han prometido.

? Pasividad. Si mantiene una postura física pasiva –brazos cruzados, piernas cruzadas– transmitirá desapego. Eso dañará la confianza de los demás en usted. Deje que se manifieste su entusiasmo: inclínese ligeramente hacia delante y utilice gestos con los brazos abiertos.

? Tics nerviosos. Algunos hábitos inconscientes, como por ejemplo apretarse las manos o juguetear con su alianza, distraerán a sus interlocutores.

? Palabras atenuantes. No merme la eficacia de su mensaje utilizando expresiones como especie de, clase de y tal vez. Este tipo de expresiones hará que parezca usted inseguro y contrarrestarán la repercusión de sus palabras.