Estrategias de internacionalización de la pequeña y mediana empresa española

Estrategias de internacionalización de la pequeña y mediana empresa española Estrategias de internacionalización de la pequeña y mediana empresa española
Business Review · Estrategia

Durante el último lustro, la caída de la demanda interna sufrida en España, como consecuencia de la crisis económica que le afectó, ha motivado a muchas pequeñas y medianas empresas (PME) a buscar oportunidades comerciales en el mercado internacional. Dichos esfuerzos dieron como resultado un significativo incremento en la presencia internacional de muchas PME. Sin embargo, los procesos de internacionalización distan de ser sencillos para este tipo de empresas. Adicionalmente, una abrumadora mayoría de los análisis centrados en cómo llevar adelante una estrategia de internacionalización se enfocan en la realidad de la gran empresa, soslayando, en gran medida, la realidad singular de la PME.

Aunque existan numerosos puntos de contacto entre los desafíos que se presentan a la gran empresa y la PME al acometer los mercados internacionales, las diferencias entre los problemas a los que se enfrentan ambos tipos de empresa también son significativas, y merecen que la cuestión de cómo internacionalizar una PME se aborde de modo específico y cuidadoso. El propósito de este artículo es contribuir al esclarecimiento de esta cuestión, proveyendo una "radiografía" de la realidad de la actuación internacional de la PME española. Para ello, en primer lugar analizamos el grado y el alcance de las actividades internacionales de las PME españolas. Seguidamente observamos la relación que existe entre el grado de internacionalización de la PME española y otros dos factores: el tipo de propietario que la gobierna y las modalidades elegidas por esta para ingresar en nuevos mercados.

¿EN QUÉ DIFIERE EL ABORDAJE INTERNACIONAL DE UNA PME DEL DE UNA EMPRESA?

Siguiendo a Laufs y Schwens1, podemos decir que, al decidir entrar en un mercado, una empresa debe tomar decisiones acerca de tres aspectos: el "nivel de recursos" que está dispuesta a comprometer, el "nivel de riesgo" que está dispuesta a aceptar y el "grado de control" de la operación del que desea gozar.

•  compromiso de recursos. Algunas formas de entrada en un mercado demandan importantes compromisos  de recursos, como, por ejemplo, la compra de una empresa en el país de destino o el establecimiento de una subsidiaria. Otras, como la exportación o la concertación de un acuerdo de licencia, demandan pocos recursos, siendo la...