Factores clave del éxito en el mercado chino

Factores clave del éxito en el mercado chino Factores clave del éxito en el mercado chino

Las características del mercado chino obligan a las empresas extranjeras que quieren formar parte de él a considerar, analizar y evaluar distintas áreas y funciones, como la cultura, la Administración Pública, la propiedad intelectual, el posicionamiento, los recursos humanos y el márketing y ventas. Teniendo en cuenta las particularidades de cada uno de esos elementos, se puede desarrollar un diseño estratégico encaminado al éxito.

Cuando las empresas occidentales se enfrentan al reto de instalarse en China y entrar en el mercado oriental, deben analizar detalladamente no solo las características propias del mercado en el que se va desarrollar la acción, sino también las singularidades de la sociedad en la que va a discurrir su andadura. Más allá de la competencia, el posicionamiento de sus productos o servicios o el tipo de consumidores, deben evaluar exhaustivamente los rasgos culturales del país de destino, así como las tendencias locales, los intereses de los trabajadores o la política y la burocracia necesarias para desarrollar su actividad empresarial con éxito, entre otros aspectos. 

 

Particularidades de la cultura china: La cultura constituye el primer reto empresarial al que se enfrenta la empresa occidental en China. China es un país antiguo, con una historia de cinco mil años, que cuenta con una gran familia de cincuenta y seis nacionalidades. Tiene muchos usos, costumbres y hábitos de consumo que son para ellos tradicionales. La sociedad china se encuentra fuertemente marcada por el colectivismo, rasgo claramente diferencial en relación con la cultura occidental. Los chinos dependen más de los grupos e instituciones para determinar lo que deben hacer y enfatizan la lealtad al grupo. Son más propensos a cooperar con otros para evitar riesgos y reducir responsabilidades. En sus sistemas de valores se aprecia el deber para con el grupo y la armonía entre sus miembros, mientras que la consecución de objetivos personales se juzga negativamente en la sociedad china. Así, fundamentan sus decisiones en cuatro factores:

• Recomendaciones de amigos y colegas.

• Consejos de miembros de su familia.

• Sitios web de las empresas.

• Opiniones compartidas a través de los medios de comunicación social.

Los occidentales, en cambio, optan por el individualismo; dependen, principalmente, de su propio punto de vista para determinar lo que deben hac...